Verso 129

sakala-sādhana-śreṣṭha ei pañca aṅga
kṛṣṇa-prema janmāya ei pāṅcera alpa saṅga
Palabra por palabra: 
sakala-sādhana — de todos los elementos para la práctica de servicio devocional; śreṣṭha — los mejores; ei pañca aṅga — esos cinco miembros; kṛṣṇa-prema — el amor por Kṛṣṇa; janmāya — despierta; ei — estos; pāṅcera — de los cinco; alpa saṅga — un leve contacto con, o práctica.
Traducción: 
«De todos los elementos del servicio devocional, esos cinco son los mejores. Incluso una mínima práctica de esos cinco principios despierta el amor por Kṛṣṇa.
Significado: 

SIGNIFICADO: Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura señala que, hasta que se habla de la observancia de votos especiales en el mes de kārttika, hay treinta y cinco elementos. A esos treinta y cinco elementos se añaden otros cuatro: marcar con tilaka varias partes del cuerpo, escribir los nombres del Señor por todo el cuerpo, aceptar el collar de flores de la Deidad y tomar caraṇāmṛta. Kavirāja Gosvāmī considera esos cuatro elementos incluidos en arcana, la adoración de la Deidad. Aunque no se mencionan en este pasaje, deben añadirse a los treinta y cinco elementos anteriores. Se alcanza así un total de treinta y nueve. A esos treinta y nueve deben añadirse otros cinco: relacionarse con devotos, cantar el mahā-mantra Hare Kṛṣṇa, leer de forma regular el Śrīmad-Bhāgavatam, vivir en Mathurā, el lugar de nacimiento de Kṛṣṇa, y adorar a la Deidad con gran respeto y veneración. Los treinta y nueve elementos más estos cinco suman un total de cuarenta y cuatro, y si añadimos los veinte anteriores, el total es de sesenta y cuatro. Los cinco elementos a los que se hace mención son repetición de elementos ya mencionados anteriormente. En el Bhakti-rasāmṛta-sindhu, Śrīla Rūpa Gosvāmī afirma:

aṅgānāṁ pañcakasyāsya pūrva-vilikhitasya ca
nikhila-śraiṣṭhya-bodhāya punar apy atra śaṁsanam

«La glorificación de estos cinco elementos (relacionarse con devotos, cantar el santo nombre, etc.), es para señalar la completa superioridad de esas cinco prácticas del servicio devocional».

Los sesenta y cuatro elementos del servicio devocional abarcan todas las actividades del cuerpo, la mente y los sentidos. De ese modo, los sesenta y cuatro elementos nos ocupan en servicio devocional en todo aspecto.