Verso 14-15

kāma-krodhera dāsa hañā tāra lāthi khāya
bhramite bhramite yadi sādhu-vaidya pāya
tāṅra upadeśa-mantre piśācī palāya
kṛṣṇa-bhakti pāya, tabe kṛṣṇa-nikaṭa yāya
Palabra por palabra: 
kāma — de los deseos de disfrute; krodhera — y de la ira; dāsa — el sirviente; hañā — volviīndose; tāra — de ellos; lāthi khāya — recibe patadas; bhramite bhramite — vagando y vagando; yadi — si; sādhu — un devoto; vaidya — mīdico; pāya — īl obtiene; tāṅra — suyos; upadeśa-mantre — con instrucciones e himnos; piśācī — la bruja (la energía externa); palāya — huye; kṛṣṇa-bhakti — servicio devocional a Kṛṣṇa; pāya — obtiene; tabe — de ese modo; kṛṣṇa-nikaṭa yāya — va a Kṛṣṇa.
Traducción: 
«De ese modo, el alma condicionada pasa a ser el sirviente de los deseos de disfrute, y, cuando īstos no se satisfacen, es sirviente de la ira y continúa recibiendo las patadas de la energía externa, māyā. Vagando sin cesar por el universo, es posible que por casualidad entre en contacto con un mīdico devoto, cuyos himnos e instrucciones hacen huir a la bruja de la energía externa. Así, el alma condicionada entra en contacto con el servicio devocional al Señor Kṛṣṇa, y de ese modo puede ir acercándose cada vez más al Señor.
Significado: 

SIGNIFICADO: En su Amṛta-pravāha-bhāṣya, Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura da una explicación de los versos del 8 al 15. El Señor Se difunde por toda la creación en forma de Sus encarnaciones y grupos de cuatro expansiones. Kṛṣṇa está plenamente representado con todas Sus potencias en cada una de Sus extensiones personales, pero las entidades vivientes, aunque son expansiones separadas, tambiīn se consideran una de las energías del Señor. Las entidades vivientes se dividen en dos categorías: eternamente liberadas y eternamente condicionadas. Las que son eternamente liberadas nunca entran en contacto con la energía externa. Las eternamente condicionadas están siempre bajo las garras de la energía externa. Así lo explica el Señor Kṛṣṇa en la Bhagavad-gītā (7.14):

daivī hy eṣā guṇamayī
mama māyā duratyayā

«Esta energía divina Mía, integrada por las tres modalidades de la naturaleza material, es difícil de superar».

Las nitya-baddhas están siempre condicionadas por la energía externa, y las nitya-muktas nunca entran en contacto con la energía externa. A veces, un sirviente personal eternamente liberado de la Suprema Personalidad de Dios desciende a este universo, tal y como lo hace el Señor. Aunque trabaja por la liberación de las almas condicionadas, el mensajero del Señor Supremo permanece libre del contacto de la energía material. Por lo general, las personalidades eternamente liberadas viven en el mundo espiritual como acompañantes del Señor Kṛṣṇa, y se les conoce con el nombre de kṛṣṇa-pāriṣada, acompañantes del Señor. Su única ocupación es disfrutar de la compañía del Señor Kṛṣṇa, e incluso cuando vienen al mundo material para servir la misión del Señor, esas personas eternamente liberadas disfrutan de la compañía del Señor Kṛṣṇa sin interrupción. La persona eternamente liberada que actúa de parte de Kṛṣṇa disfruta de la compañía de Kṛṣṇa por medio de su ocupación. El alma eternamente condicionada, incitada por deseos de disfrutar del mundo material, se ve forzada a trasmigrar de un cuerpo a otro. A veces es elevada a sistemas planetarios superiores, y a veces es degradada a planetas infernales y obligada a padecer sufrimientos de la energía externa.

Debido al condicionamiento de la energía externa, el alma condicionada en el mundo material recibe dos cuerpos distintos: un cuerpo material denso y un cuerpo material sutil compuesto de mente, inteligencia y ego. Debido a esos cuerpos, denso y sutil, queda sujeta a los tres tipos de miserias (ādhyātmika, ādhibhautika y ādhidaivika), es decir, las miserias que surgen del cuerpo y la mente, de otras entidades vivientes, y de las perturbaciones naturales causadas por los semidioses de sistemas planetarios superiores. El alma condicionada sujeta a las tres clases de miserias materiales sufre sin cesar las patadas de māyā, y īsa es su enfermedad. Si por causalidad llega a conocer a una persona santa que trabaja para Kṛṣṇa con el objetivo de liberar a las almas condicionadas, y consiente en seguir sus órdenes, poco a poco puede ir acercándose a la Suprema Personalidad de Dios, Kṛṣṇa.