Verso 162

na karhicin mat-parāḥ śānta-rūpe
naṅkṣyanti no me ’nimiṣo leḍhi hetiḥ
yeṣām ahaṁ priya ātmā sutaś ca
sakhā guruḥ suhṛdo daivam iṣṭam
Palabra por palabra: 
na — no; karhicit — en ningún momento; mat-parāḥ — devotos Míos; śānta-rūpe — ¡oh, madre, símbolo de la paz!; naṅkṣyanti — perecerán; na u — ni; me — Mío; animiṣaḥ — tiempo; leḍhi — consume lamiendo (destruye); hetiḥ — arma; yeṣām — de quien; aham — Yo; priyaḥ — querido; ātmā — la Superalma; sutaḥ — el hijo; ca — y; sakhā — el amigo; guruḥ — el maestro espiritual; suhṛdaḥ — el bienqueriente; daivam — la Deidad; iṣṭam — elegida.
Traducción: 
«“¡Mi querida madre, Devahūti!, ¡oh, símbolo de paz! Mi arma, el disco del tiempo, nunca destruye a aquellos para quienes soy muy querido, para quienes soy la Superalma, el hijo, el amigo, el maestro espiritual, el bienqueriente, la Deidad adorable y el objetivo deseado. Los devotos están siempre apegados a Mí, y por ello nunca son destruidos por los agentes del tiempo.”
Significado: 

SIGNIFICADO: Este verso fue hablado por Kapiladeva a Su madre Devahūti y se recoge en el Śrīmad-Bhāgavatam (3.25.38). Kapiladeva instruyó a Su madre en sāṅkhya-yoga, pero en este verso se menciona la importancia del bhakti-yoga. Más tarde, los ateos imitaron el sāṅkhya-yoga con un sistema inventado por un Kapiladeva distinto, Ṛṣi Kapiladeva.