Verso 31

kṛṣṇaÐsūrya-sama; māyā haya andhakāra
yāhāṅ kṛṣṇa, tāhāṅ nāhi māyāra adhikāra
Palabra por palabra: 
kṛṣṇa — Kṛṣṇa, la Suprema Personalidad de Dios; sūrya-sama — como el planeta solar; māyā — la energía ilusoria; haya — es; andhakāra — la oscuridad; yāhāṅ kṛṣṇa — donde está Kṛṣṇa; tāhāṅ — allí; nāhi — no; māyāra — de māyā, la oscuridad de la ilusión; adhikāra — la jurisdicción.
Traducción: 
«Kṛṣṇa se compara a la luz del Sol, y māyā a la oscuridad. Donde hay Sol, no puede haber oscuridad. Tan pronto como se emprende el cultivo de conciencia de Kṛṣṇa, la oscuridad de la ilusión (la influencia de la energía externa) se desvanece de inmediato.
Significado: 

SIGNIFICADO: En el Śrīmad-Bhāgavatam (2.9.34), se afirma:

ṛte ’rthaṁ yat pratīyeta na pratīyeta cātmani
tad vidyād ātmano māyāṁ yathābhāso yathā tamaḥ

«Todo lo que parece ser verdad sin Mí es sin duda Mi energía ilusoria, pues nada puede existir sin Mí. Es como un reflejo de una luz real en las sombras, pues en la luz real no hay ni sombras ni reflejos».

Donde hay luz, no puede haber oscuridad. La entidad viviente que se vuelve consciente de Kṛṣṇa se libera de inmediato de todos los deseos de disfrute material. Los deseos de disfrute y la codicia están en relación con rajas y tamas, la pasión y la oscuridad. Cuando nos volvemos conscientes de Kṛṣṇa, las modalidades de la pasión y la oscuridad se desvanecen de inmediato, y permanece la modalidad de la bondad (sattva-guṇa). Cuando nos situamos bajo la influencia de la modalidad de la bondad, podemos hacer avance espiritual y entender las cosas claramente. No todos pueden alcanzar ese plano. La persona consciente de Kṛṣṇa escucha continuamente acerca de Kṛṣṇa, piensa en Él, Le adora y Le sirve como devoto. Si permanece consciente de Kṛṣṇa de esa forma, la oscuridad de māyā ciertamente no podrá tocarle.