Verso 45

kona bhāgye kāro saṁsāra kṣayonmukha haya
sādhu-saṅge tabe kṛṣṇe rati upajaya
Palabra por palabra: 
kona bhāgye — por fortuna; kāro — de alguien; saṁsāra — la vida condicionada; kṣaya-unmukha — al borde de la destrucción; haya — es; sādhu-saṅge — por relación con devotos; tabe — entonces; kṛṣṇe — al Señor Kṛṣṇa; rati — la atracción; upajaya — despierta.
Traducción: 
«Por buena fortuna, alguien llega a hacerse merecedor de cruzar el ocīano de la nesciencia, y cuando su plazo de existencia material se acorta, puede tener la oportunidad de relacionarse con devotos puros. Gracias a ese contacto, su atracción por Kṛṣṇa despierta.
Significado: 

SIGNIFICADO: Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura da una explicación al respecto. Esa bhāgya (fortuna), ¿es resultado de la casualidad o tiene otra causa? En las Escrituras, el servicio devocional y las actividades piadosas se consideran buena fortuna. Las actividades piadosas pueden dividirse en tres categorías: las actividades piadosas que despiertan la conciencia de Kṛṣṇa latente se llaman bhakty-unmukhī sukṛti; las actividades piadosas que otorgan opulencia material se denominan bhagonmukhī sukṛti, y las actividades piadosas que capacitan a la entidad viviente para fundirse en la existencia del Supremo reciben el nombre de mokṣonmukhī sukṛti. En realidad, estas dos últimas recompensas por actividades piadosas no son buena fortuna. Las actividades piadosas son buena fortuna cuando nos ayudan a volvernos conscientes de Kṛṣṇa. La buena fortuna de bhakty-unmukhī sólo puede alcanzarse cuando se entra en contacto con un devoto. Quien se relaciona, voluntaria o involuntariamente, con un devoto, avanza en el servicio devocional, y de ese modo ve despertar su conciencia de Kṛṣṇa latente.