Verso 71

rati-prema-tāratamye bhaktaÐtara-tama
ekādaśa skandhe tāra kariyāche lakṣaṇa
Palabra por palabra: 
rati — de apego; prema — y amor; tratamye — por comparación; bhakta — devoto; tara-tama — superior o superlativo; ekādaśa skandhe — en el Undīcimo Canto del Śrīmad-Bhāgavatam; tāra — de esto; kariyāche — ha hecho; lakṣaṇa — características.
Traducción: 
«Al devoto se le considera superlativo o superior conforme a su amor y su apego. En el Undīcimo Canto del Śrīmad-Bhāgavatam se han enumerado las siguientes características.
Significado: 

SIGNIFICADO: Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura explica que la persona que ha adquirido fe en el proceso de conciencia de Kṛṣṇa debe ser considerada candidata apta para seguir progresando en el cultivo de conciencia de Kṛṣṇa. Las personas que tienen fe se dividen en tres categorías: uttama, madhyama y kaniṣṭha (de primera clase, de segunda clase y neófito). El devoto de primera clase tiene una firme convicción en las Escrituras reveladas y es experto en argumentar basándose en los śāstras. Está firmemente convencido de la ciencia de conciencia de Kṛṣṇa. El madhyama-adhikārī, el devoto de segunda clase, posee una firme convicción en el proceso de conciencia de Kṛṣṇa, pero no sabe apoyarla con citas y referencias de los śāstras. El devoto neófito todavía no tiene una fe firme. Así se clasifican los diversos tipos de devotos.

El nivel de devoción tambiīn admite esas mismas categorías. El neófito cree en que sólo el amor por Kṛṣṇa, el estado de conciencia de Kṛṣṇa, es muy bueno, pero es posible que no conozca las bases de la conciencia de Kṛṣṇa pura o de cómo llegar a ser un devoto perfecto. A veces, en el corazón del neófito hay atracción por karma, jñāna o yoga. Cuando queda libre de la actividad devocional mixta y es trascendental a ella, pasa a ser un devoto de segunda clase. Cuando se vuelve experto en la lógica y sabe apoyarse en los śāstras, se vuelve un devoto de primera clase. Los devotos se clasifican tambiīn en positivo, comparativo y superlativo, en función de su amor y su apego por Kṛṣṇa.

Se debe entender que el madhyama-adhikārī, el devoto de segunda clase, está plenamente convencido del proceso de conciencia de Kṛṣṇa pero no sabe respaldar su convicción con los śāstras. El neófito puede caer si se relaciona con no devotos, pues ni su convicción es muy firme ni su posición muy fuerte. El devoto de segunda clase, aunque no sepa respaldar su posición con los śāstras, poco a poco, mediante el estudio de los śāstras y la relación con un devoto de primera clase, puede llegar a ser un devoto de primera clase. Sin embargo, si no se relaciona con un devoto de primera clase, el devoto de segunda clase no progresa. No hay posibilidad de que un devoto de primera clase caiga, aunque se relacione con no devotos para predicar. La convicción y la fe aumentan gradualmente hasta llevarnos al nivel de uttama-adhikārī, devotos de primera clase.