Bg 10.39

yac cāpi sarva-bhūtānāṁ
bījam tad aham arjuna
na tad asti vinā yat syān
mayā bhūtaṁ carācaram
Palabra por palabra: 
yat — todo lo que; ca — también; api — sea; sarva-bhūtānām — de todas las creaciones; bījam — la semilla; tat — eso; aham — Yo soy; arjuna — ¡oh, Arjuna!; na — no; tat — eso; asti — hay; vinā — sin; yat — lo cual; syāt — existe; mayā — Mí; bhūtam — ser creado; cara-acaram — móvil e inmóvil.
Traducción: 
Además, ¡oh, Arjuna!, Yo soy la semilla generadora de todas las existencias. No hay ningún ser —móvil o inmóvil— que pueda existir sin Mí.
Significado: 

Todo tiene una causa, y esa causa o semilla de la manifestación es Kṛṣṇa. Sin la energía de Kṛṣṇa, nada puede existir; por eso a Él se lo llama omnipotente. Sin Su potencia, ni lo móvil ni lo inmóvil puede existir. Cualquier existencia que no esté fundada en la energía de Kṛṣṇa se denomina māyā, “aquello que no es”.