Bg 13.33

yathā sarva-gataṁ saukṣmyād
ākāśaṁ nopalipyate
sarvatrāvasthito dehe
tathātmā nopalipyate
Palabra por palabra: 
yathā — como; sarva-gatam — omnipresente; saukṣmyāt — debido a que es sutil; ākāśam — el cielo; na — nunca; upalipyate — se mezcla; sarvatra — en todas partes; avasthitaḥ — situada; dehe — en el cuerpo; tathā — así; ātmā — el ser; na — nunca; upalipyate — se mezcla.
Traducción: 
El cielo, debido a su naturaleza sutil, no se mezcla con nada, aunque es omnipresente. De igual modo, el alma que posee la visión Brahman no se mezcla con el cuerpo, pese a encontrarse en ese cuerpo.
Significado: 

El aire entra en el agua, en el barro, en el excremento y en cualquier otra cosa que exista; aun así, no se mezcla con nada. De la misma manera, la entidad viviente, aunque se encuentre en diversas clases de cuerpos, está aparte de ellos, por su naturaleza sutil. Luego es imposible ver con los ojos materiales cómo la entidad viviente está en contacto con este cuerpo, y cómo deja de estarlo después de la destrucción del mismo. Ningún científico puede determinar eso.