Bg 14.11

sarva-dvāreṣu dehe ’smin
prakāśa upajāyate
jñānaṁ yadā tadā vidyād
vivṛddhaṁ sattvam ity uta
Palabra por palabra: 
sarva-dvāreṣu — en todas las puertas; dehe asmin — en este cuerpo; prakāśaḥ — la cualidad de la iluminación; upajāyate — manifiesta; jñānam — conocimiento; yadā — cuando; tadā — en ese entonces; vidyāt — sabe; vivṛddham — aumentó; sattvam — la modalidad de la bondad; ity uta — de ese modo se dice.
Traducción: 
Las manifestaciones de la modalidad de la bondad se pueden experimentar cuando todas las puertas del cuerpo están iluminadas por el conocimiento.
Significado: 

En el cuerpo hay nueve puertas: dos ojos, dos oídos, dos orificios nasales, la boca, el órgano genital y el ano. Cuando cada puerta está iluminada por las características de la bondad, debe entenderse que en uno se ha desarrollado la modalidad de la bondad. En el plano de la modalidad de la bondad, se pueden ver las cosas como debe ser, se pueden oír las cosas como debe ser y se pueden saborear las cosas como debe ser. Uno queda limpio por dentro y por fuera. En cada puerta se desarrollan los signos de la felicidad, y ésa es la posición de la bondad.