Bg 18.8

duḥkham ity eva yat karma
kāya-kleṣa-bhayāt tyajet
sa kṛtvā rājasaṁ tyāgaṁ
naiva tyāga-phalaṁ labhet
Palabra por palabra: 
duḥkham — infeliz; iti — así pues; eva — ciertamente; yat — cual; karma — trabajo; kāya — para el cuerpo; kleśa — problema; bhayāt — por temor; tyajet — abandona; saḥ — él; kṛtvā — después de hacer; rājasam — en la modalidad de la pasión; tyāgam — renunciación; na — no; eva — ciertamente; tyāga — de la renunciación; phalam — los resultados; labhet — gana.
Traducción: 
Todo aquel que abandona los deberes prescritos considerándolos dificultosos o por temor a las incomodidades físicas, se dice que ha renunciado en el plano de la modalidad de la pasión. Con ese acto nunca se obtienen los resultados de la renunciación.
Significado: 

Aquel que está en el plano de conciencia de Kṛṣṇa no debe dejar de ganar dinero por temor a estar realizando actividades fruitivas. Si mediante el trabajo uno puede ocupar su dinero en el proceso de conciencia de Kṛṣṇa, o si por el hecho de levantarse temprano por la mañana uno puede hacer que progrese su trascendental conciencia de Kṛṣṇa, no hay que desistir de ello por temor o porque esas actividades se consideren dificultosas. El renunciar a ello está en el plano de la modalidad de la pasión. El resultado del trabajo apasionado siempre es desolador. Si una persona renuncia al trabajo con ese espíritu, nunca obtiene el resultado de la renunciación.