CC Ādi 1.102

ei candra sūrya dui parama sadaya
jagatera bhāgye gauḍe karilā udaya
Palabra por palabra: 
ei — estos; candra — luna; sūrya — sol; dui — dos; parama — muy; sa-daya — bondadosos; jagatera — de la gente del mundo; bhāgye — para la fortuna; gauḍe — en la región de Gauḍa; karilā — hicieron; udaya — aparición.
Traducción: 
Ambos, el sol y la luna, son muy bondadosos con la gente del mundo. Así, para la buena fortuna de todos, aparecieron en el horizonte de Bengala.
Significado: 

SIGNIFICADO: La famosa y antigua capital de la dinastía Sena, conocida en su tiempo con el nombre de Gauḍadeśa o Gauḍa, estaba situada en lo que es ahora el moderno distrito de Maldah. Más tarde, esa capital se transfirió a la isla central o novena de las situadas en el lado oeste del Ganges, en Navadvīpa, isla que hoy se conoce como Māyāpur, y entonces se llamaba Gauḍapura. El Señor Caitanya advino allí, y el Señor Nityānanda vino del distrito de Birbhum y Se reunió con Él. Los dos aparecieron en el horizonte de Gauḍadeśa para difundir la ciencia de la conciencia de Kṛṣṇa, y está pronosticado que, así como el Sol y la Luna van gradualmente hacia el Oeste, el movimiento que Ellos comenzaron hace quinientos años llegará, por Su misericordia, a las civilizaciones occidentales.

Caitanya Mahāprabhu y Nityānanda Prabhu apartan las cinco clases de ignorancia de las almas condicionadas. En el Mahābhārata, Udyoga-parva, Capítulo Cuarenta y tres, se enumeran estas cinco clases de ignorancia: 1) creer que el cuerpo es el yo, 2) hacer de la complacencia material de los sentidos el modelo de dicha, 3) caer en la ansiedad debido a la identificación con la materia, 4) lamentarse, y 5) creer que hay algo más allá de la Verdad Absoluta. Las enseñanzas del Señor Caitanya erradican estas cinco clases de ignorancia. Hay que saber que todo lo que se ve, o lo que se experimenta con los demás sentidos, es sencillamente una muestra de la energía de la Suprema Personalidad de Dios. Todo es una manifestación de Kṛṣṇa.