CC Ādi 14.55

paṇḍita, vidagdha, yuvā, dhana-dhānyavān
sāta sāta putra habe—cirāyu, matimān’’
Palabra por palabra: 
paṇḍita — instruidos; vidagdha — expertos y graciosos; yuvā — hombres jóvenes; dhana-dhānyavān — muy ricos, propietarios de riquezas y arroz; sāta sāta — siete cada una; putra — hijos; habe — tendréis; cirāyu — nacidos con una larga vida; matimān — e inteligentes.
Traducción: 
«Serán instruidos, diestros y jóvenes, y poseerán riquezas y arroz en abundancia. No sólo esto, sino que, además, cada una de vosotras tendrá siete hijos que vivirán largas vidas y serán muy inteligentes.»
Significado: 

SIGNIFICADO: Generalmente, es la ambición de toda muchacha conseguir un esposo muy apuesto que sea instruido, diestro, joven y rico. Según la cultura védica, es rico aquel que posee una gran reserva de cereales y un gran número de animales. Dhānyena dhanavān gavayā dhanavān: es rico aquel que posee cereales, vacas y bueyes. Las muchachas también desean tener muchos hijos, sobre todo niños (putra) que sean muy inteligentes y que vivan largos años. Hoy en día, debido a que la sociedad se ha deteriorado, hay gran propaganda para que se tengan uno o dos hijos y se mate al resto con métodos anticonceptivos. Pero la ambición natural de una muchacha es tener, no sólo más de un hijo, sino por lo menos media docena.

A cambio de los enseres de adoración que usurpó para Sí mismo, Caitanya Mahāprabhu quiso bendecir a las muchachas con el cumplimiento de todas sus ambiciones y deseos. Se puede ser feliz fácilmente y obtener los beneficios materiales de un buen esposo, riquezas, cereales y varios buenos hijos adorando a Śrī Caitanya Mahāprabhu. Aunque Śrī Caitanya Mahāprabhu adoptase la orden de sannyāsa a una edad temprana, no es necesario que Sus devotos sigan, tomando también sannyāsa. Se puede ser jefe de familia, pero se debe ser devoto de Śrī Caitanya Mahāprabhu. Entonces se podrá ser feliz, con toda la opulencia material de un buen hogar, buenos hijos, buena pareja, buena riqueza y todo lo que se desee. Por eso aconsejan los śāstras: yajñaiḥ saṅkīrtana-prāyair yajanti hi su-medhasaḥ (Bhāg. 11.5.32). Por tanto, todo jefe de familia que sea realmente inteligente debe introducir el movimiento de saṅkīrtana de hogar en hogar, y vivir en paz en esta vida y regresar a Dios en la siguiente.