CC Ādi 3.91

dvau bhūta-sargau loke ‘smin daiva āsura eva ca
viṣṇu-bhaktaḥ smṛto daiva āsuras tad-viparyayaḥ
Palabra por palabra: 
dvau — dos; bhūta — de los seres vivos; sargau — disposiciones; loke — en el mundo; asmin — en este; daivaḥ — divino; āsuraḥ — demoníaco; eva — ciertamente; ca — y; viṣṇu-bhaktaḥ — un devoto del Señor Viṣṇu; smṛtaḥ — recordado; daivaḥ — divino; āsuraḥ — demoníaco; tat-viparyayaḥ — lo opuesto a eso.
Traducción: 
«En el mundo creado, hay dos clases de hombres. Una la constituyen las personas demoníacas, y la otra, las personas santas. Los devotos del Señor Viṣṇu son las personas santas, mientras que aquellos que son lo opuesto, se llaman demonios.»
Significado: 

SIGNIFICADO: Éste es un verso del Padma Purāṇa. Los viṣṇu-bhaktas, los devotos en estado de conciencia de Kṛṣṇa, se conocen como devas (semidioses). Los ateos, que no creen en Dios o que se declaran Dios a sí mismos, son asuras (demonios). Los asuras siempre están ocupados en actividades materiales ateas, buscando la manera de utilizar los recursos de la materia para disfrutar de la complacencia de los sentidos. Los viṣṇu-bhaktas, devotos conscientes de Kṛṣṇa, son igualmente activos, pero su objetivo es satisfacer a la Suprema Personalidad de Dios por medio del servicio devocional. Superficialmente, puede que parezca que las dos clases actúan de la misma manera, pero su intención es completamente opuesta, por una diferencia de conciencia. Los asuras actúan buscando la complacencia personal de los sentidos, mientras que los devotos actúan buscando complacer al Señor. Los dos actúan conscientemente, pero sus motivos son diferentes.

El movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa se dirige a los devas, los devotos. Los demonios no pueden tomar parte en actividades en conciencia de Kṛṣṇa, ni los devotos conscientes de Kṛṣṇa pueden tomar parte en actividades demoníacas o esforzarse como gatos y perros sólo para la complacencia de los sentidos. Semejante actividad no tiene interés para aquellos que son conscientes de Kṛṣṇa. Los devotos no admiten más que lo indispensable para mantenerse capaces de actuar en el estado de conciencia de Kṛṣṇa. Y emplean el resto de su energía en cultivar la conciencia de Kṛṣṇa, pensando siempre en Él, incluso en el momento de la muerte. De este modo es posible ser transferido a la morada de Kṛṣṇa.