CC Ādi 5.27-28

svarūpa-vigraha kṛṣṇera kevala dvi-bhuja
nārāyaṇa-rūpe sei tanu catur-bhuja
śaṅkha-cakra-gadā-padma, mahaiśvarya-maya
śrī-bhū nīlā-śakti yāṅra caraṇa sevaya
Palabra por palabra: 
svarūpa-vigraha — forma personal; kṛṣṇera — de Śrī Kṛṣṇa; kevala — solamente; dvi-bhuja — dos brazos; nārāyaṇa-rūpe — en la forma de Śrī Nārāyaṇa; sei — ese; tanu — cuerpo; catuḥ-bhuja — con cuatro brazos; śaṅkha-cakra — concha y disco; gadā — maza; padma — flor de loto; mahā — muy grande; aiśvarya-maya — sumamente opulento; śrī — llamada śrī; bhū — llamada bhū; nīlā — llamada nīlā; śakti — energías; yāṅra — cuyas; caraṇa sevaya — sirven a los pies de loto.
Traducción: 
La propia forma de Kṛṣṇa tiene sólo dos brazos, pero en la forma de Śrī Nārāyaṇa, tiene cuatro brazos. El Señor Nārāyaṇa sostiene una concha, un disco, una maza y una flor de loto, y es sumamente opulento. Las energías śrī, bhū y nīlā están sirviendo a Sus pies de loto.
Significado: 

SIGNIFICADO: En las sectas de Rāmānuja y de Madhva del vaiṣṇavismo hay amplias descripciones de las energías śrī, bhu y nila. En Bengala, la energía nīlā recibe a veces el nombre de energía līlā. Estas tres energías se emplean al servicio del Nārāyaṇa de cuatro brazos en Vaikuṇṭha. Al relatar la historia de tres de los Ālvāras, a saber, Bhūta-yogī, Sara-yogī y Bhrānta-yogī, que vieron a Nārāyaṇa en persona cuando se refugiaron en la casa de un brāhmaṇa en el pueblo de Gehalī, el Prapannāmṛta de la Śrī-sampradāya describe a Nārāyaṇa con las siguientes palabras:

tārkṣyādhirūḍhaṁ taḍid-ambudābhaṁ
lakṣmī-dharaṁ vakṣasi paṅkajākṣam
hasta-dvaye śobhita-śaṅkha-cakraṁ
viṣṇuṁ dadṛśur bhagavantam ādyam
ā-jānu-bāhuṁ kamanīya-gātraṁ
pārśva-dvaye śobhita-bhūmi-nīlam
pītāmbaraṁ bhūṣaṇa-bhūṣitāṅgaṁ
catur-bhujaṁ candana-ruṣitāṅgam

«Vieron a Śrī Viṣṇu, el de los ojos de loto, la Suprema Personalidad de Dios, mon­tado sobre Garuḍa y sosteniendo a Lakṣmī, la diosa de la fortuna, contra Su pecho. Él parecía una nube azulada cargada de lluvia con relámpagos intermitentes, y en dos de Sus cuatro manos llevaba una concha y un disco. Sus brazos se alar­gaban hasta las rodillas, y todos Sus hermosos miembros estaban ungidos con madera de sándalo y adornados con ornamentos brillantes. Llevaba ropajes ama­rillos, y a ambos lados estaban Sus energías Bhūmi y Nīlā».

En el Sītopaniṣad se encuentra la siguiente referencia a las energías śrī, bhū y nīlā: mahā-lakṣmīr deveśasya bhinnābhinna-rūpā cetanācetanātmika. sā devī tri-­vidhā bhavati, śakty-ātmanā icchā-śaktiḥ kriyā-śaktiḥ sākṣāc-chaktir iti. icchā-śaktis tri-vidhā bhavati śrī-bhūmi-nīlātmikā, «Mahā-Lakṣmī, la energía suprema del Señor, se experimenta de diversas maneras. Ella se divide en potencia espiritual y potencia material, y en ambas actúa como energía volitiva, como energía crea­tiva y como energía interna. La energía volitiva se divide a su vez en otras tres, a saber, śrī, bhū y nīlā».

En su comentario sobre la Bhāgavad-gītā (4.6), Madhvācārya, citando las Escrituras reveladas, ha afirmado que la madre naturaleza material, que se concibe como la energía ilusoria, Durgā, tiene tres divisiones, a saber, śrī, bhū y nīlā. Ella es la energía ilusoria para aquellos que son débiles espiritualmente, porque dichas energías son energías creadas de Śrī Viṣṇu. Aunque ninguna de estas energías tiene una relación directa con el ilimitado, están subordinadas al Señor, porque el Señor es el amo de todas las energías.

En su Bhāgavat-sandarbha (verso 23), Śrīla Jīva Gosvāmī Prabhu afirma: «El Padma-Purāṇa se refiere a la eternamente auspiciosa morada de Dios, que es plena en todas las opulencias, incluidas las energías śrī, bhū y nīlā. La Mahā-saṁhitā, que habla del nombre y forma trascendentales de Dios, menciona también a Durgā como la potencia de la Superalma en relación con las entidades vivientes. La potencia interna actúa en relación con Sus cuestiones personales, y la potencia material manifiesta las tres modalidades». Citando otros textos de las Escrituras, afirma que śrī es la energía de Dios que mantiene la manifestación cósmica, bhū es la energía que crea la manifestación cósmica, y nīlā, Durgā, es la energía que destruye la creación. Todas estas energías actúan en relación con los seres vivientes, y por esto se las llama, en conjunto, jīva-māyā.