CC Ādi 5.72

kvāhaṁ tamo-mahad-ahaṁ-kha-carāgni-vār-bhū-
saṁveṣṭitāṇḍa-ghaṭa-sapta vitasti-kāyaḥ
kvedṛg vidhāvigaṇitāṇḍa-parāṇu-caryā-
vātādhva-roma-vivarasya ca te mahitvam
Palabra por palabra: 
kva — dónde; aham — yo; tamaḥ — naturaleza material; mahat — la energía material total; aham — ego falso; kha — éter; cara — aire; agni — fuego; vāḥ — agua; bhū — tierra; saṁveṣṭita — rodeado por; aṇḍa-ghaṭa — un universo semejante a un cántaro; sapta-vitasti — siete vitastis; kāyaḥ — cuerpo; kva — dónde; īdṛk — tal; vidha — como; avigaṇita — ilimitado; aṇḍa — universos; para-aṇu-caryā — moviéndose como el polvo atómico; vāta-adhva — cavidades de aire; roma — del vello del cuerpo; vivarasya — de los agujeros; ca — también; te — Tu; mahitvam — grandeza.
Traducción: 
«¿Dónde estoy yo, pequeña criatura que mide siete palmos de mi propia mano? Estoy encerrado en el universo que se compone de naturaleza material, la energía material total, ego falso, éter, aire, agua y tierra. ¿Y cuál es Tu gloria? Ilimitados universos pasan por los poros de Tu cuerpo como partículas de polvo que pasan por las juntas de una ventana.»
Significado: 

SIGNIFICADO: Cuando el Señor Brahmā, después de haber robado todos los terneros y los pastorcillos de Kṛṣṇa, volvió y vio que los terneros y los muchachos seguían paseando con Kṛṣṇa, ofreció esta oración (Bhāg. 10.14.11) al verse derrotado. Un alma condicionada, aunque sea tan excelsa como Brahmā, que organiza el universo entero, no puede compararse a la Personalidad de Dios, porque Él puede producir innumerables universos tan sólo con los rayos espirituales que emanan de los poros de Su cuerpo. Los científicos materialistas deberían aprender la lección de lo que dice el Señor Brahmā sobre nuestra insignificancia en comparación con Dios. En estas oraciones de Brahmā hay mucho que aprender para aquellos que están falsamente henchidos de orgullo por la acumulación de poder.