CC Ādi 7.1

agaty-eka-gatiṁ natvā hīnārthādhika-sādhakam
śrī-caitanyaṁ likhyate
’sya prema-bhakti-vadānyatā
Palabra por palabra: 
agati — del más bajo; eka — el único; gatim — destino; natvā — después de ofrecer reverencias; hīna — inferior; artha — interés; adhika — más grande que ese; sādhakam — que puede ofrecer; śrī-caitanyam — al Señor Śrī Caitanya; likhyate — está siendo escrito; asya — del Señor, Śrī Caitanya Mahāprabhu; prema — amor; bhakti — servicio devocional; vadānyatā — magnanimidad.
Traducción: 
Ante todo ofreceré mis respetuosas reverencias a Śrī Caitanya Mahāprabhu, que es el objetivo final de la vida de aquel que está privado de toda posesión en este mundo material, y que es el único interés de aquel que está avanzando en la vida espiritual. Así pues, escribiré sobre Su magnánima contribución en la forma del servicio devocional en amor por Dios.
Significado: 

SIGNIFICADO: La persona que está en el estado condicionado de la existencia material se encuentra en una atmósfera de desamparo; pero el alma condicionada, por la ilusión de māyā, la energía exterior, cree que está completamente protegida por su país, sociedad, amistad y amor, sin saber que, en el momento de la muerte, ninguno de ellos podrá salvarle. Las leyes de la naturaleza material son tan fuertes que ninguna de nuestras posesiones materiales puede salvarnos de las crueles manos de la muerte. En la Bhagavad-gītā (13.9) se dice: janma-mṛtyu-jarā-vyādhi-duḥkha-doṣānudarśanam: El que avanza de verdad debe tener siempre en cuenta los cuatro principios de la vida miserable, a saber: nacimiento, muerte, vejez y enfermedad. El hombre no puede salvarse de esas desdichas, a menos que se refugie en los pies de loto del Señor. Por tanto, Śrī Caitanya Mahāprabhu es el único refugio para todas las almas condicionadas. Así pues, ninguna persona inteligente deposita su fe en posesión material alguna, sino que se refugia por completo en los pies de loto del Señor. Quien así procede recibe el nombre de akiñcana, es decir, aquel que no posee nada en este mundo material. La Suprema Personalidad de Dios también lleva el nombre de Akiñcana-gocara, porque aquel que no pone su fe en posesiones materiales puede llegar hasta Él. Por lo tanto, el único refugio para el alma que se ha entregado totalmente, que no tiene posesiones materiales de las que depender, es Śrī Caitanya Mahāprabhu.

Todo el mundo depende de dharma (religiosidad), de artha (desarrollo económico), de kāma (complacencia de los sentidos) y, finalmente, de mokṣa (salvación), pero Śrī Caitanya Mahāprabhu, por Su carácter magnánimo, puede dar más que la salvación. Por tanto, en este verso las palabras hīnārthādhika-sādhakam indican que, aunque según la apreciación material la salvación tiene una calidad superior a la de los intereses inferiores de religiosidad, desarrollo económico y complacencia de los sentidos, por encima de la salvación se sitúan el servicio devocional y el amor trascendental a la Suprema Personalidad de Dios. Śrī Caitanya Mahāprabhu es quien otorga esta gran bendición. Śrī Caitanya Mahāprabhu dijo: premā pum-artho mahān: «El amor por Dios es la bendición máxima para todo ser humano». Śrīla Kṛṣṇadāsa Kavirāja Gosvāmī, autor del Śrī Caitanya-caritāmṛta, ofrece por tanto, ante todo, sus respetuosas reverencias a Śrī Caitanya Mahāprabhu, antes de describir Su magnanimidad al otorgar el amor por Dios.