CC Ādi 7.100

ye kichu kahile tumi, saba satya haya
kṛṣṇa-premā sei pāya, yāra bhāgyodaya
Palabra por palabra: 
ye — todo; kichu — eso; kahile — Tú hablaste; tumi — Tú; saba — todo; satya — verdad; haya — se vuelve; kṛṣṇa-premā — amor por Dios; sei — cualquiera; pāya — logra; yāra — cuya; bhāgya-udaya — ahora es evocada la fortuna.
Traducción: 
«Querido Śrī Caitanya Mahāprabhu, todo lo que has dicho es verdad. Sólo aquel a quien favorece la fortuna alcanza el amor por Dios.
Significado: 

SIGNIFICADO: Aquel que es verdaderamente muy afortunado puede comenzar la conciencia de Kṛṣṇa, como declaró Śrī Caitanya Mahāprabhu a Śrīla Rūpa Gosvāmī: (Cc. Madhya 19.151)

brahmāṇḍa bhramite kona bhāgyavān jīva
guru-kṛṣṇa-prasāde pāya bhakti-latā-bīja

Hay millones de entidades vivientes que han llegado a estar condicionadas por las leyes de la naturaleza material, y van errando por todos los sistemas planetarios de este universo en diversas formas corporales. Entre ellas, una que es afortunada encuentra un maestro espiritual genuino, por la gracia de Kṛṣṇa, y llega a comprender el significado del servicio devocional. Al desempeñar el servicio devocional bajo la dirección del maestro espiritual genuino o ācārya, obtiene el amor por Dios. Aquel cuyo amor por Dios (kṛṣṇa-prema) se despierta, y de esta manera llega a ser un devoto de la inconcebible Suprema Personalidad de Dios, debe ser considerado sumamente afortunado. Los sannyāsīs māyāvādīs admitieron este hecho a Śrī Caitanya Mahāprabhu. No es fácil llegar a ser una persona consciente de Kṛṣṇa, pero, por la gracia de Śrī Caitanya Mahāprabhu, es posible, como se probará en el curso de esta narración.