CC Ādi 8.12

hena kṛpāmaya caitanya nā bhaje yei jana
sarvottama ha-ileo tāre asure gaṇana
Palabra por palabra: 
hena — ese; kṛpāmaya — misericordioso; caitanya — Śrī Caitanya; — no; bhaje — adoración; yei — una; jana — persona; sarvottama — supremo; ha-ileo — a pesar de que es; tāre — a él; asure — entre los demonios; gaṇana — el cálculo.
Traducción: 
Aquel que no muestra respeto por este misericordioso Señor, Caitanya Mahāprabhu, o que no Le adora, debe ser considerado un demonio, aunque sea una gran eminencia en la sociedad humana.
Significado: 

SIGNIFICADO: Śrīla Bhaktisiddhānta Sarasvatī Mahārāja dice a este respecto: «¡Oh, entidades vivientes! Ocupaos en la conciencia de Kṛṣṇa. Éste es el mensaje de Śrī Caitanya Mahāprabhu». Śrī Caitanya predicó este culto, enseñando la filosofía de la conciencia de Kṛṣṇa en Sus ocho versos llamados Śikṣāṣṭaka, y dijo: ihā haite sarva-siddhi haibe tomāra, «Al cantar el mantra Hare Kṛṣṇa se alcanza toda perfección en la vida». Por tanto, el que no muestra respeto por Él, o no puede apreciar Su misericordia a pesar de todos estos gestos misericordiosos, es un asura, es decir, un oponente al auténtico servicio devocional al Señor Viṣṇu, aunque pueda ser una eminencia en la sociedad humana. La palabra asura se refiere a quien es contrario al servicio devocional a la Suprema Personalidad de Dios, Viṣṇu. Hay que observar que si no se adora a Śrī Caitanya Mahāprabhu, es inútil hacerse devoto de Kṛṣṇa; y a menos que se adore a Kṛṣṇa, también es inútil hacerse devoto de Śrī Caitanya Mahāprabhu. Esta clase de servicio devocional debe entenderse como un producto de Kali-yuga. A este respecto, Śrīla Bhaktisiddhānta Sarasvatī Ṭhākura hace la observación de que los smārtas ateos, es decir, los adoradores de las cinco clases de semidioses, adoran al Señor Viṣṇu buscando una pequeña satisfacción a través de algún éxito material, pero no tienen respeto por Śrī Caitanya Mahāprabhu. Creyéndole una entidad viviente común, discriminan entre Gaurasundara y Śrī Kṛṣṇa. Esta manera de entender también es demoníaca, y está en contra de la conclusión de los ācāryas. Semejante conclusión es un producto de Kali-yuga.