CC Ādi 8.26

‘eka’ kṛṣṇa-nāme kare sarva-pāpa nāśa
premera kāraṇa bhakti karena prakāśa
Palabra por palabra: 
eka — uno; kṛṣṇa-nāme — al cantar el santo nombre del Señor Kṛṣṇa; kare — hace; sarva — toda; pāpa — vida pecaminosa; nāśa — exhausto; premera — de amor por Dios; kāraṇa — causa; bhakti — servicio devocional; karena — se hace; prakāśa — manifiesto.
Traducción: 
El simple hecho de cantar el mahā-mantra Hare Kṛṣṇa sin ofensas elimina todas las actividades pecaminosas. De esta manera, se manifiesta el servicio devocional puro, que es la causa del amor por Dios.
Significado: 

SIGNIFICADO: No es posible situarse en el servicio devocional al Señor si no se está libre de la vida pecaminosa. Esto está confirmado en la Bhagavad-gītā (7.28):

yeṣāṁ tv anta-gataṁ pāpaṁ janānāṁ puṇya-karmaṇām
te dvandva-moha-nirmuktā bhajante māṁ dṛḍha-vratāḥ

«Aquellos que han observado una conducta piadosa en vidas anteriores y en la presente, y cuyas acciones pecaminosas están completamente erradicadas, y que están libres de la dualidad de la ilusión, se entregan a Mi servicio con determinación». Aquella persona que está ya limpia de todo indicio de vida pecadora, se ocupa sin desviación ni dualidad de propósito en el servicio trascendental de amor al Señor. En esta era, aunque la gente es muy pecadora, el simple hecho de cantar el mahā-mantra Hare Kṛṣṇa puede aliviarles de las reacciones de sus pecados. Eka kṛṣṇa-nāme: Sólo cantando el nombre de Kṛṣṇa es esto posible. Esto está confirmado en el Śrīmad-Bhāgavatam (12.3.51) kīrtanād eva kṛṣṇasya mukta-saṅgaḥ. Śrī Caitanya Mahāprabhu también nos lo ha enseñado. Mientras caminaba por la calle, tenía la costumbre de cantar:

kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa he
kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa he
kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa rakṣa mām
kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa kṛṣṇa pāhi mām
rāma rāghava rāma rāghava rāma rāghava rakṣa mām
kṛṣṇa keśava kṛṣṇa keśava kṛṣṇa keśava pāhi mām

Si una persona canta continuamente el santo nombre de Kṛṣṇa, se libera gradualmente de todas las reacciones de una vida pecaminosa, con tal que cante sin ofensas y no cometa más pecados confiando en la fuerza del canto del mantra Hare Kṛṣṇa. De esta manera, se purifica, y su servicio devocional provoca el despertar de su latente amor por Dios. Si sólo se canta el mantra Hare Kṛṣṇa y no se cometen pecados ni ofensas, la vida de la persona se purifica, y de esta manera alcanza la quinta fase de perfección, es decir, la entrega al servicio de amor al Señor (premā pum-artho mahān).