CC Ādi 8.9

kṛṣṇa nāhi māne, tāte daitya kari’ māni
caitanya nā mānile taiche daitya tāre jāni
Palabra por palabra: 
kṛṣṇa — Śrī Kṛṣṇa; nāhi — no; māne — acepta; tāte — por lo tanto; daitya — demonio; kari’ māni — aceptamos; caitanya — Śrī Caitanya Mahāprabhu; — sin; mānile — aceptando; taiche — igualmente; daitya — demonio; tāre — a él; jāni — conocemos.
Traducción: 
Aquel que no acepta a Kṛṣṇa como Suprema Personalidad de Dios es, sin lugar a dudas, un demonio. Igualmente, todo aquel que no acepte a Śrī Caitanya Mahāprabhu como Kṛṣṇa, el mismo Señor Supremo, debe también ser considerado un demonio.
Significado: 

SIGNIFICADO: En el pasado había reyes como Jarāsandha que seguían estrictamente los rituales védicos, actuaban como kṣatriyas caritativos y competentes, poseían todas las cualidades kṣatriyas, e incluso eran obedientes a la cultura brahmínica, pero que no reconocieron a Kṛṣṇa como Suprema Personalidad de Dios. Jarāsandha atacó a Kṛṣṇa muchas veces y, por supuesto, cada una de ellas fue derrotado. Al igual que Jarāsandha, todo aquel que ejecuta los rituales védicos pero no acepta a Kṛṣṇa como Suprema Personalidad de Dios debe ser considerado asura, es decir, demonio. Igualmente, aquel que no acepta a Śrī Caitanya Mahāprabhu como el mismo Kṛṣṇa es también un demonio. Ésta es la conclusión de las Escrituras autorizadas. Por esto, tanto la supuesta devoción a Gaurasundara sin servicio devocional a Kṛṣṇa como el supuesto kṛṣṇa-bhakti sin servicio devocional a Gaurasundara, son actividades no devocionales. Si se quiere tener éxito en el sendero de la conciencia de Kṛṣṇa, se debe estar completamente consciente de la personalidad de Gaurasundara, así como de la personalidad de Kṛṣṇa. Conocer la personalidad de Gaurasundara significa conocer las personalidades de śrī-kṛṣṇa-caitanya prabhu-nityānanda śrī-advaita gadādhara śrīvāsādi-gaura-bhakta-vṛnda. El autor del Caitanya-caritāmṛta, conforme a las autoridades, insiste en este principio para alcanzar la perfección del proceso de conciencia de Kṛṣṇa.