CC Antya 2.143

mahāprabhu—kṛpā-sindhu, ke pāre bujhite?
priya bhakte daṇḍa karena dharma bujhāite
Palabra por palabra: 
mahāprabhu — Śrī Caitanya Mahāprabhu; kṛpā-sindhu — el océano de misericordia; ke pāre bujhite — quién puede entender; priya bhakte — a Sus queridos devotos; daṇḍa karena — castiga; dharma bujhāite — para establecer los principios de la religión o del deber.
Traducción: 
Śrī Caitanya Mahāprabhu es el océano de misericordia. ¿Quién puede entenderle? Cuando castiga a Sus queridos devotos, ciertamente lo hace para restablecer los principios de la religión o del deber.
Significado: 

SIGNIFICADO: En relación con esto, Śrīla Bhaktisiddhānta Sarasvatī Ṭhākura dice que Śrī Caitanya Mahāprabhu, el océano de misericordia, castigó a Haridāsa el Menor, aunque era Su querido devoto, para dejar bien establecido que quien sigue la línea devocional y se ocupa en servicio devocional puro no debe ser hipócrita. Que un miembro de la orden de vida de renuncia, ocupado en servicio devocional, tenga relaciones íntimas con mujeres, es ciertamente una conducta hipócrita. Haridāsa el Menor recibió este castigo para que sirviese de ejemplo a futuros sahajiyās que pudieran adoptar los hábitos de la orden de vida de renuncia para imitar a Rūpa Gosvāmī y a otros sannyāsīs genuinos manteniendo, al mismo tiempo y en secreto, relaciones ilícitas con mujeres. Para enseñar a esas personas, Śrī Caitanya Mahāprabhu castigó a Su querido devoto Haridāsa por haberse apartado ligeramente de los principios regulativos. Śrīmatī Mādhavī-devī era una devota muy elevada; por lo tanto, ciertamente no era una gran ofensa ir a verla para pedirle un poco de arroz con que servir a Śrī Caitanya Mahāprabhu. Sin embargo, y a fin de proteger en el futuro los principios regulativos, Śrī Caitanya Mahāprabhu hizo valer la estricta regla de que ningún miembro de la orden de vida de renuncia debe relacionarse íntimamente con mujeres. Si Śrī Caitanya Mahāprabhu no hubiese castigado a Haridāsa el Menor por esa pequeña desviación, los falsos devotos del Señor habrían aprovechado el ejemplo de Haridāsa el Menor para continuar con su hábito de tener relaciones irrestrictas con mujeres. En verdad, todavía hoy predican que el vaiṣṇava está autorizado a comportarse de ese modo. Sin embargo, eso está estrictamente prohibido. Śrī Caitanya Mahāprabhu es el maestro del mundo entero, y, por esa razón, impuso aquel castigo ejemplar, a fin de establecer que la filosofía vaiṣṇava nunca autoriza las relaciones sexuales ilícitas. Ésa era Su intención al castigar a Haridāsa el Menor. Śrī Caitanya Mahāprabhu es, de hecho, la encarnación más magnánima de la Suprema Personalidad de Dios, pero prohibió estrictamente la vida sexual ilícita.