CC Antya 4.179

āmi ta’—sannyāsī, āmāra ‘sama-dṛṣṭi’ dharma
candana-paṅkete āmāra jñāna haya ‘sama’
Palabra por palabra: 
āmi — Yo; ta’ — ciertamente; sannyāsī — en la orden de vida de renuncia; āmāra — Mío; sama-dṛṣṭi — ver todo en el mismo plano; dharma — el deber; candana-paṅkete — entre la pasta de madera de sándalo y el lodo; āmāra — Mío; jñāna — conocimiento; haya — es; sama — el mismo.
Traducción: 
«Puesto que estoy en la orden de vida de renuncia, Mi deber es ser ecuánime y no hacer distinciones. Mi conocimiento debe mostrar la misma actitud hacia la pasta de sándalo que hacia el sucio lodo.
Significado: 

SIGNIFICADO: El sannyāsī, la persona en la orden de vida de renuncia, tiene el deber de ser siempre ecuánime, y ése es también el deber de las personas eruditas y de los vaiṣṇavas. Los vaiṣṇavas, los sannyāsīs y las personas eruditas están libres de todo concepto del mundo material; en otras palabras, no tienen el concepto de que algo material sea importante. Ni desean complacer los sentidos con la pasta de madera de sándalo, ni rechazan el lodo en función de la complacencia sensorial. Los sannyāsīs, los vaiṣṇavas y las personas eruditas no se preocupan por aceptar o rechazar las cosas materiales. El devoto avanzado está libre del deseo de disfrutar o de rechazar nada. Su único deber es aceptar todo lo que sea favorable para el progreso en conciencia de Kṛṣṇa. El vaiṣṇava debe ser indiferente al disfrute material y a la renunciación, y siempre debe anhelar la vida espiritual de ofrecer servicio al Señor.