CC Antya 4.187

‘lālyāmedhya’ lālakera candana-sama bhāya
sanātanera klede āmāra ghṛṇā nā upajāya”
Palabra por palabra: 
lālya — del niño mantenido; amedhya — las heces y la orina; lālakera — del mantenedor; candana-sama — como pasta de madera de sándalo; bhāya — parece; sanātanera — de Sanātana Gosvāmī; klede — hacia el líquido de las llagas; āmāra — Mío; ghṛṇā — rechazo; — no; upajāya — surge.
Traducción: 
«Para la madre, las heces y la orina del bebé al que cría son como pasta de madera de sándalo. De forma similar, Yo no siento rechazo hacia Sanātana cuando ese líquido maloliente de sus llagas Me toca el cuerpo.