CC Antya 9.69

tomāra bhajana-phale tomāte ‘prema-dhana’
viṣaya lāgi’ tomāya bhaje, sei mūrkha jana
Palabra por palabra: 
tomāra — Tuyo; bhajana — servicio devocional; phale — por el resultado de; tomāte — por Ti; prema-dhana — riqueza de amor; viṣaya lāgi’ — en busca de beneficios materiales; tomāya bhaje — se ocupa en Tu servicio; sei — él; mūrkha jana — un necio.
Traducción: 
Kāśī Miśra continuó: «Si alguien se ocupa en servicio devocional para satisfacerte, el resultado será un despertar cada vez mayor de su amor latente por Ti. Pero quien se ocupe en Tu servicio devocional con fines materiales debe ser considerado un necio de primera.
Significado: 

SIGNIFICADO: Śrīla Bhaktisiddhānta Sarasvatī Ṭhākura comenta que hay muchas personas materialistas que se hacen predicadores, gurus, religiosos o filósofos sólo para mantener un alto nivel de vida y de complacencia de los sentidos para sí y para sus familias. A veces se presentan como sannyāsīs o predicadores. Educan a alguno de sus familiares como abogado y recurren constantemente a los tribunales superiores para adquirir riquezas con el pretexto de mantener los templos. Aunque se hagan llamar predicadores, y aunque vivan en Vṛndāvana o Navadvīpa e impriman muchos libros religiosos, todo lo que esas personas hacen obedece al mismo motivo, es decir, ganarse la vida para mantener a la esposa y los hijos. También puede que sean recitadores profesionales del Bhāgavatam o de otras Escrituras, adoren a la Deidad en el templo e inicien discípulos. Con gran aparato de parafernalia devocional, recogen dinero de la gente y lo gastan en curar la enfermedad de algún familiar o pariente cercano. A veces se hacen bābājīs o recogen dinero con el pretexto de adorar a los pobres, a quienes llaman daridra-nārāyaṇa, o para mejorar las condiciones políticas y sociales. De ese modo tejen una red de proyectos económicos para recoger un dinero destinado a la complacencia de los sentidos, engañando así a la gente, que no tiene conocimiento del servicio devocional puro. Esos engañadores no pueden entender que quien ofrece servicio devocional a la Suprema Personalidad de Dios puede elevarse a una posición de eterna servidumbre al Señor, y que esa posición es más elevada que la de Brahmā y otros semidioses. Por desgracia, los necios no pueden entender el placer perpetuo del servicio devocional.