CC Madhya 11.195

mandirera cakra dekhi’ kariha praṇāma
ei ṭhāñi tomāra āsibe prasādānna
Palabra por palabra: 
mandirera — del templo de Jagannātha; cakra — la rueda en lo alto; dekhi’ — ver; kariha praṇāma — ofrecer reverencias; ei ṭhāñi — en este lugar; tomāra — tuyos; āsibe — vendrán; prasādam-anna — remanentes del alimento ofrecido a Jagannātha.
Traducción: 
«Vive aquí en paz, mira el cakra en lo alto del templo, y ofrece reverencias. En lo que a tu prasādam se refiere, Yo Me encargaré de que te lo traigan aquí.»
Significado: 

SIGNIFICADO: Debido a que había nacido en familia musulmana, Śrīla Haridāsa Ṭhākura no podía entrar en el templo de Jagannātha, pues las restricciones del templo se lo impedían. Śrī Caitanya Mahāprabhu, sin embargo, le reconoció con el título de Nāmācārya Haridāsa Ṭhākura. Pese a ello, Haridāsa Ṭhākura se consideraba indigno de entrar en el templo de Jagannātha. Si lo hubiese deseado, Śrī Caitanya Mahāprabhu podría haber llevado personalmente a Haridāsa Ṭhākura al templo de Jagannātha, pero al Señor no Le gustaba interferir con la costumbre popular. Por ello, el Señor pidió a Su sirviente que simplemente mirase a la rueda de Viṣṇu en lo alto del templo y que le ofreciera reverencias (namaskāra). Eso significa que la persona que tiene prohibida la entrada en el templo, o que se considera indigna de entrar en él, puede mirar la rueda desde fuera del templo, lo cual es lo mismo que ver la Deidad en el interior.

Śrī Caitanya Mahāprabhu prometió ir a ver a Śrīla Haridāsa Ṭhākura cada día; esto indica que Śrīla Haridāsa Ṭhākura era tan avanzado en la vida espiritual que, aunque se le consideraba indigno de entrar en el templo, recibía cada día la visita personal del Señor. Tampoco necesitaba salir del lugar en que vivía para buscar alimento. Śrī Caitanya Mahāprabhu aseguró a Haridāsa Ṭhākura que le enviarían allí los remanentes de Su comida. Como dice el Señor en la Bhagavad-gītā (9.22): yoga-kṣemaṁ vahāmy aham: «Yo proveo a Mis devotos de todo lo que necesitan para vivir».

En relación con quienes están muy deseosos de imitar el comportamiento de Ṭhākura Haridāsa de forma poco natural, haremos una aclaración. Antes de adoptar ese modo de vida, es necesario recibir la orden de Śrī Caitanya Mahāprabhu o de Su representante. El deber del devoto puro o del sirviente del Señor es cumplir la orden del Señor. Śrī Caitanya Mahāprabhu pidió a Nityānanda Prabhu que fuese a Bengala a predicar, y pidió a los Gosvāmīs, Rūpa y Sanātana, que fuesen a Vṛndāvana a excavar los lugares de peregrinación perdidos. En este caso, el Señor pidió a Haridāsa Ṭhākura que se quedase en Jagannātha Purī y cantase constantemente los santos nombres del Señor. Así, Śrī Caitanya Mahāprabhu dio órdenes distintas a personas distintas; por consiguiente, no debemos tratar de imitar el comportamiento de Haridāsa Ṭhākura si no nos lo ordenan Śrī Caitanya Mahāprabhu o Su representante. Śrīla Bhaktisiddhānta Sarasvatī Ṭhākura condena esas imitaciones con las siguientes palabras:

duṣṭa mana! tumi kisera vaiṣṇava?
pratiṣṭhāra tare, nirjanera ghare,
tava hari-nāma kevala kaitava

«Mi querida mente, estás tratando de imitar a Haridāsa Ṭhākura cantando el mantra Hare Kṛṣṇa en un lugar apartado, pero no eres digna de que te consideren vaiṣṇava, porque lo que deseas es popularidad barata, y no las verdaderas cualidades de Haridāsa Ṭhākura. Si tratas de imitarle, caerás, pues tu posición neófita te hará pensar en mujeres y en dinero. Así, caerás en las garras de māyā, y tu supuesto canto en un lugar apartado será la causa de tu caída».