CC Madhya 17.51

tathāpi tāṅra darśana-śravaṇa-prabhāve
sakala deśera loka ha-ila ‘vaiṣṇave’
Palabra por palabra: 
tathāpi — aun así; tāṅra — Suya; darśana — de ver; śravaṇa — de escuchar; prabhāve — por la potencia; sakala — todas; deśera — de las regiones; loka — gente; ha-ila — se volvían; vaiṣṇave — devotos puros del Señor.
Traducción: 
Aunque Śrī Caitanya Mahāprabhu no manifestaba Su natural amor extático, sólo con verle y escucharle, todos se volvían devotos puros.
Significado: 

SIGNIFICADO: Śrīla Rūpa Gosvāmī ha descrito a Śrī Caitanya Mahāprabhu con las palabras mahā-vadānya-avatāra, «la encarnación más magnánima». Aunque en la actualidad Śrī Caitanya Mahāprabhu no está físicamente presente, por el simple hecho de cantar Su santo nombre (śrī-kṛṣṇa-caitanya prabhu-nityānanda śrī-advaita gadādhara śrīvāsādi-gaura-bhakta-vṛnda) muchas personas en todo el mundo están haciéndose devotas. Ello se debe al extático canto del santo nombre del Señor. Dicen las Escrituras que el devoto puro puede ver al Señor a cada instante, y que, debido a ello, está dotado del poder del Señor. Así lo confirma la Brahma-saṁhitā (5.38): premāñjana-cchurita-bhakti-vilocanena santaḥ sadaiva hṛdayeṣu vilokayanti. Śrī Caitanya Mahāprabhu hizo Su advenimiento hace quinientos años, pero no puede decirse que la potencia del mahā-mantra Hare Kṛṣṇa sea ahora menor que cuando Él estaba presente. Por escuchar a Śrī Caitanya Mahāprabhu a través del sistema de paramparā, podemos purificarnos. Por esa razón, en este verso se dice: tathāpi tāṅra darśana-śravaṇa-prabhāve. No todos podemos ver a Kṛṣṇa o a Śrī Kṛṣṇa Caitanya Mahāprabhu físicamente, pero, si escuchamos acerca de Él mediante libros como el Śrī Caitanya-caritāmṛta y mediante el sistema de paramparā de vaiṣṇavas puros, no habrá dificultad alguna en que lleguemos a ser vaiṣṇavas puros, libres de deseos mundanos y de motivaciones personales.