CC Madhya 18.109

prabhu kahe,—’kāhāṅ pāilā ‘kṛṣṇa daraśana?’
loka kahe,—’sannyāsī tumi jaṅgama-nārāyaṇa
Palabra por palabra: 
prabhu kahe — Śrī Caitanya Mahāprabhu siguió preguntando; kāhāṅ pāilā — dónde habéis tenido; kṛṣṇa daraśana — visión de Kṛṣṇa; loka kahe — las personas respetables contestaron; sannyāsī tumi — Tú eres un sannyāsī; jaṅgama-nārāyaṇa — Nārāyaṇa que camina.
Traducción: 
Śrī Caitanya Mahāprabhu les preguntó entonces: «¿Dónde habéis visto a Kṛṣṇa directamente?». Aquellas personas contestaron: «Tú eres un sannyāsī, un renunciante; por eso eres un Nārāyaṇa que camina [jaṅgama-nārāyaṇa]».
Significado: 

SIGNIFICADO: Ése es el punto de vista de la filosofía māyāvāda. La filosofía māyāvāda sostiene la visión impersonalista de que Nārāyaṇa, la Suprema Personalidad de Dios, no tiene forma. El Brahman impersonal se puede imaginar de cualquier forma: como Viṣṇu, el Señor Śiva, Vivasvān, Gaṇeśa o Devī Durgā. Según la filosofía māyāvāda, cuando alguien se hace sannyāsī, se le debe considerar un Nārāyaṇa que camina. La filosofía māyāvāda sostiene que el verdadero Nārāyaṇa no Se mueve, porque, al ser impersonal, no tiene piernas. Así, siguiendo la filosofía māyāvāda, todo el que entra en la orden de sannyāsa dice de sí mismo que es Nārāyaṇa. Los necios aceptan a esos seres humanos comunes y corrientes como Suprema Personalidad de Dios. Eso se denomina vivarta-vāda.

En relación con esto, Śrīla Bhaktisiddhānta Sarasvatī Ṭhākura comenta que jaṅgama-nārāyaṇa significa que el Brahman impersonal adopta una forma y se mueve de un lugar a otro en forma de sannyāsī māyāvādī. Esto lo confirma la filosofía māyāvāda: daṇḍa-grahaṇa-mātreṇa naro nārāyaṇo bhavet: «Por el simple hecho de recibir la daṇḍa de la orden de sannyāsa, la persona se transforma inmediatamente en Nārāyaṇa». Por esa razón, los sannyāsīs māyāvādīs se dirigen unos a otros diciendo: «oṁ namo nārāyaṇāya». De ese modo, un Nārāyaṇa adora a otro Nārāyaṇa.

En realidad, un ser humano corriente no puede volverse Nārāyaṇa. Śrī Śaṅkārācarya, el principal de los sannyāsīs māyāvādīs, dice: nārāyaṇaḥ paro ’vyaktāt: «Nārāyaṇa no es una creación del mundo material. Nārāyaṇa está por encima de la creación material». Debido a su escaso conocimiento, los sannyāsīs māyāvādīs piensan que Nārāyaṇa, la Verdad Absoluta, nace como ser humano, y que, cuando comprende este hecho, Se vuelve Nārāyaṇa de nuevo. Nunca se plantean por qué razón Nārāyaṇa, la Suprema Personalidad de Dios, va a aceptar la posición inferior de un ser humano y Se va volver otra vez Nārāyaṇa, una vez alcanzada la perfección. ¿Por qué tendría Nārāyaṇa que ser imperfecto? ¿Por qué debería aparecer como ser humano? Durante Su estancia en Vṛndāvana, Śrī Caitanya Mahāprabhu explicó estos puntos con gran claridad.