CC Madhya 19.164

eita parama-phala ‘parama-puruṣārtha’
yāṅra āge tṛṇa-tulya cāri puruṣārtha
Palabra por palabra: 
eita — ése; parama-phala — el objetivo supremo de la vida; parama — suprema; puruṣa-artha — aspiración del ser vivo; yāṅra āge — en presencia de la cual; tṛṇa-tulya — muy insignificantes; cāri — cuatro; puruṣa-artha — los distintos tipos de aspiraciones humanas.
Traducción: 
«Saborear el fruto del servicio devocional en Goloka Vṛndāvana es la perfección más elevada de la vida; en presencia de esa perfección, las cuatro perfecciones materiales —religión, crecimiento económico, complacencia de los sentidos y liberación— son logros de lo más insignificante.
Significado: 

SIGNIFICADO: El logro más elevado que alcanzan los jñānīs o impersonalistas es llegar a ser uno con el Supremo, lo cual se conoce generalmente con el nombre de mokṣa, liberación. Los logros más elevados de los yogīs son las ocho perfecciones materiales, como aṇimā, laghimā y prāpti. Todo ello, sin embargo, no es nada en comparación con la bienaventuranza eterna del devoto que va de regreso a Dios y saborea el fruto del servicio devocional a los pies de loto del Señor. En comparación con esto, las perfecciones materiales que culminan en la liberación son de lo más insignificante; el devoto puro, por lo tanto, nunca aspira a esas cosas. Su única aspiración es perfeccionar su servicio devocional al Señor. El placer de los filósofos monistas impersonalistas se condena en el siguiente verso, que se encuentra también en el Lalita-mādhava de Śrīla Rūpa Gosvāmī.