CC Madhya 19.214

kṛṣṇa vinā tṛṣṇā-tyāga—tāra kārya māni
ataeva ‘śānta’ kṛṣṇa-bhakta eka jāni
Palabra por palabra: 
kṛṣṇa vinā — sin Kṛṣṇa; tṛṣṇā-tyāga — abandonar todos los deseos; tāra — de śānta-rasa; kārya — la tarea; māni — Yo acepto; ataeva — por lo tanto; śānta — la posición de equilibrio; kṛṣṇa-bhakta — un devoto de Kṛṣṇa; eka — solamente; jāni — Yo conozco.
Traducción: 
«Abandonar todos los deseos que no están en relación con Kṛṣṇa es la tarea de quien se halla en el plano de śānta-rasa. Sólo el devoto de Kṛṣṇa puede situarse en ese plano. Por esa razón, recibe el nombre de śānta-rasa-bhakta.
Significado: 

SIGNIFICADO: Quien alcanza esa posición está liberado de toda forma de disfrute material. Cuando ya no siente más agitación o perturbación, puede comprender fácilmente su relación con Kṛṣṇa. Por eso el devoto śānta-rasa está siempre fijo en la iluminación espiritual. Esta instrucción la dio el propio Señor a Uddhava. El comienzo del servicio devocional puro recibe el nombre de anyābhilāṣitā-śūnya. Cuando nos situamos en el plano de neutralidad, quedamos libres del plano material, perfectamente situados en la vida espiritual. La palabra dama, que se emplea en el Verso 213, significa indriya-saṁyama, «dominar los sentidos». La palabra dama también puede significar «dominar a los enemigos». Todo rey tiene que tomar medidas para dominar las actividades delictivas de sus súbditos. Los grandes rājarṣis, reyes devotos, solían controlar a los elementos indeseables de sus naciones, y eso también puede denominarse dama. Sin embargo, en este pasaje, dama se refiere a las almas condicionadas que tienen que controlar sus sentidos. El verdadero dama es controlar las actividades indeseables de los sentidos.