CC Madhya 20.119

bhayaṁ dvitīyābhiniveśataḥ syād
īśād apetasya viparyayo ’smṛtiḥ
tan-māyayāto budha ābhajet taṁ
bhaktyaikayeśaṁ guru-devatātmā
Palabra por palabra: 
bhayam — temor; dvitīya-abhiniveśataḥ — debido al erróneo concepto de ser producto de la energía material; syāt — surge; īśāt — de la Suprema Personalidad de Dios, Kṛṣṇa; apetasya — de quien ha retraído (el alma condicionada); viparyayaḥ — inversión de la posición; asmṛtiḥ — sin concebir su relación con el Señor Supremo; tat-māyayā — debido a la energía ilusoria del Señor Supremo; ataḥ — por lo tanto; budhaḥ — la persona sabia; ābhajet — debe adorar; tam — a Él; bhaktyā — por medio del servicio devocional; ekayā — sin desviarse hacia el karma y el jñāna; īśam — a la Suprema Personalidad de Dios; guru — como maestro espiritual; devatā — el Señor adorable; ātmā — la Superalma.
Traducción: 
«“La entidad viviente, cuando se siente atraída por la energía material, que está separada de Kṛṣṇa, se ve dominada por el temor. Debido a que la energía material la separa de la Suprema Personalidad de Dios, su concepto de la vida se invierte. En otras palabras, en lugar de ser el sirviente eterno de Kṛṣṇa, pasa a competir con Kṛṣṇa. Eso se denomina viparyayo ’smṛtiḥ. Para eliminar ese error, la persona realmente avanzada y erudita adora a la Suprema Personalidad de Dios como maestro espiritual, como Deidad venerable y como fuente de vida. Así adora al Señor mediante el proceso del servicio devocional puro.”
Significado: 

SIGNIFICADO: Esta cita pertenece al Śrīmad-Bhāgavatam (11.2.37). Es una enseñanza de Kavi Ṛṣi, una de las nueve personalidades santas conocidas con el nombre de Nueve Yogendras. Cuando Vasudeva, el padre de Kṛṣṇa, preguntó a Devarṣi Nārada en Dvārakā acerca del servicio devocional, se mencionó que en el pasado el rey Nimi, rey de Videha, había sido instruido por los Nueve Yogendras. Hablando acerca del bhagavata-dharma, el servicio devocional, Śrī Nārada Muni indicó que el alma condicionada puede liberarse si se ocupa en el servicio amoroso trascendental del Señor. El Señor es la Superalma, el maestro espiritual y la Deidad adorable para todas las almas condicionadas. Kṛṣṇa no es sólo la suprema Deidad adorable para todas las entidades vivientes, sino que es también el guru o caittya-guru, la Superalma que da buen consejo a la entidad viviente. Por desdicha, la entidad viviente pasa por alto las instrucciones de la Persona Suprema. De ese modo se identifica con la energía material y, en consecuencia, se ve dominada por un tipo de temor que es resultado de considerarse el cuerpo material y de pensar que todo lo relacionado con el cuerpo material es propiedad suya. En realidad, todos los tipos de resultados fruitivos vienen del alma espiritual, pero, como ha olvidado su verdadero deber, se ve afectada por muchas consecuencias materiales, como el temor y el apego. El único remedio es volver al servicio del Señor, para de ese modo salvarse del indeseable hostigamiento de la naturaleza material.