CC Madhya 22.109

rāga-hīna jana bhaje śāstrera ājñāya
‘vaidhī bhakti’ bali’ tāre sarva-śāstre gāya
Palabra por palabra: 
rāga-hīna — que carecen de apego espontáneo por Kṛṣṇa; jana — las personas; bhaje — realizan servicio devocional; śāstrera ājñāya — conforme a los principios y regulaciones que se explican en las Escrituras reveladas; vaidhī bhakti — servicio devocional regulado; bali’ — llamando; tāre — ése; sarva-śāstre — todas las Escrituras reveladas; gāya — cantan.
Traducción: 
«Los que no han alcanzado el nivel del apego espontáneo en el servicio devocional, ofrecen servicio devocional bajo la guía de un maestro espiritual genuino conforme a los principios regulativos que se mencionan en las Escrituras reveladas. Según las Escrituras reveladas, ese tipo de servicio devocional se denomina vaidhī bhakti.
Significado: 

SIGNIFICADO: Al principio hay que escuchar de labios de un maestro espiritual genuino. Eso es favorable para avanzar en el servicio devocional. Según ese proceso, el devoto escucha, canta, recuerda y se ocupa en la adoración de la Deidad, actuando bajo la guía del maestro espiritual. Ésas son las actividades primarias y esenciales del servicio devocional. El servicio devocional no se debe realizar con alguna finalidad material. Ni siquiera hay que tener el deseo de fundirse en la Verdad Absoluta. Ese servicio se debe ofrecer solamente por amor. Ahaitukī, apratihatā. El servicio devocional debe estar libre de motivaciones ocultas; si es así, no podrá ser detenido por las circunstancias materiales. Poco a poco podremos ir elevándonos al plano del servicio amoroso espontáneo. Al niño se le envía a la escuela por la fuerza para que reciba educación, pero, a una edad avanzada, cuando experimenta un pequeño gusto por aprender, participa de forma natural y se convierte en un sabio erudito. No se puede obligar a nadie a ser un erudito, pero a veces al principio se emplea la fuerza. Al niño se le obliga a ir a la escuela y a leer y escribir conforme a las instrucciones de sus maestros. Ésa es la diferencia entre el vaidhī-bhakti y el bhakti espontáneo. El amor latente por Kṛṣṇa existe en el corazón de todos, y simplemente hay que despertarlo mediante el proceso regulado del servicio devocional. Para aprender a escribir a máquina, hay que seguir los principios regulativos del libro de mecanografía. Hay que poner los dedos en las teclas de determinada manera y practicar, pero cuando se tiene experiencia, es posible escribir con gran rapidez y correctamente sin siquiera mirar las teclas. De manera similar, debemos seguir las reglas y regulaciones del servicio devocional tal y como el maestro espiritual las ha establecido; así podremos llegar al nivel del servicio amoroso espontáneo. Ese amor está ya en el corazón de todos (nitya-siddha kṛṣṇa-prema).

El servicio espontáneo no es artificial. Simplemente hay que elevarse hasta ese nivel ofreciendo servicio devocional conforme a los principios regulativos. Es decir, hay que practicar los procesos de escuchar y cantar, y seguir los demás principios regulativos, limpiando el templo, aseándose, levantándose temprano por la mañana, asistiendo a maṅgala-ārati, etc. Si no nos elevamos al plano del servicio espontáneo al comienzo, debemos seguir el servicio regulado conforme a las instrucciones del maestro espiritual. Ese servicio regulativo se llama vaidhī bhakti.