CC Madhya 22.140

kāma tyaji’ kṛṣṇa bhaje śāstra-ājñā māni’
deva-ṛṣi-pitrādikera kabhu nahe ṛṇī
Palabra por palabra: 
kāma — los deseos materiales; tyaji’ — abandonando; kṛṣṇa — el Señor Kṛṣṇa; bhaje — adora; śāstra-ājñā — la directriz de las Escrituras reveladas; māni’ — aceptando; deva — semidioses; ṛṣi — grandes sabios; piṭṛ-ādikera — de los antepasados, etc; kabhu — en ningún momento; nahe — no; ṛṇī — un deudor.
Traducción: 
«La persona que abandona todos los deseos materiales y se ocupa por completo en el servicio amoroso trascendental a Kṛṣṇa, como se ordena en las Escrituras reveladas, nunca está en deuda con los semidioses, los sabios o los antepasados.
Significado: 

SIGNIFICADO: Todo ser humano, después de nacer, tiene muchas deudas. Está en deuda con los semidioses porque le proveen de cosas tan necesarias como el aire, la luz y el agua. Por el beneficio que recibe de las Escrituras védicas, está en deuda con grandes sabios como Vyāsadeva, Nārada, Devala y Asita. Al nacer en una determinada familia, contrae una deuda con sus antepasados. Estamos en deuda incluso con entidades vivientes comunes como las vacas, de quienes recibimos la leche. Debido al servicio que recibimos de tantos animales, también estamos en deuda con ellos. Sin embargo, si nos ocupamos por completo en el servicio devocional del Señor, todas esas deudas quedarán saldadas. Así lo confirma el siguiente verso citado del Śrīmad-Bhāgavatam (11.5.41).