CC Madhya 24.250

vyādha tumi, jīva māra—‘alpa’ aparādha tomāra
kadarthanā diyā māra’—e pāpa ‘apāra’
Palabra por palabra: 
vyādha tumi — tú eres un cazador; jīva māra — tu ocupación es matar animales; alpa — leve; aparādha — ofensa; tomāra — tuya; kadarthanā diyā — causarles dolor innecesariamente; māra’ — cuando matas; e pāpa apāra — esta actividad pecaminosa es ilimitada.
Traducción: 
«Nārada Muni continuó: “Mi querido cazador, tú ocupación es matar animales. Eso es una ofensa leve de tu parte. Pero dejarles a medio matar con el propósito consciente de hacerles sufrir innecesariamente, es un pecado muy grave”.
Significado: 

SIGNIFICADO: He aquí otra buena instrucción para quienes matan animales. En la sociedad humana siempre hay quien mata y quien come animales, porque la gente poco civilizada tiene costumbre de comer carne. En la civilización védica, a los que comen carne se les aconseja matar un animal para la diosa Kālī u otro semidiós semejante. Esto se hace para no causar sufrimientos innecesarios al animal, como ocurre en los mataderos. Para ofrecer el sacrificio bali-dāna a un semidiós, se recomienda degollar al animal de un solo tajo. Debe hacerse en una noche de Luna nueva, y sin que nadie pueda escuchar los sonidos con que el animal expresa su dolor en el momento de ser matado. Hay muchas más restricciones. La matanza se permite una sola vez al mes, y el que mata al animal tendrá que pasar por sufrimientos semejantes en su próxima vida. En la actualidad, los hombres supuestamente civilizados no sacrifican animales a una deidad con un procedimiento religioso o ritual. Impúdicamente matan miles de animales cada día sin otro propósito que la satisfacción de la lengua. Debido a ello, el mundo entero sufre de tantas formas. Los políticos declaran guerras sin necesidad y, conforme a las estrictas leyes de la naturaleza material, naciones enteras se masacran entre sí.

prakṛteḥ kriyamāṇāni guṇaiḥ karmāṇi sarvaśaḥ
ahaṅkāra-vimūḍhātmā kartāham iti manyate

«El alma espiritual que está confundida por la influencia del ego falso se cree el autor de actividades que en realidad son ejecutadas por las tres modalidades de la naturaleza material» (Bg. 3.27). Las leyes de prakṛti (la naturaleza) son muy estrictas. Nadie debe pensar que es libre de matar animales sin sufrir las consecuencias. Quien así actúa, no puede estar a salvo. En este verso, Nārada Muni dice que matar animales es ofensivo, especialmente cuando se causan sufrimientos innecesarios a los animales. A los que comen carne y a los que matan animales se les aconseja no comprar carne del matadero. Pueden adorar a la diosa Kālī una vez al mes, matar algún animal insignificante y comerlo. Pero incluso siguiendo este método, cometen ofensa.