CC Madhya 24.94

catur-vidhā bhajante māṁ janāḥ sukṛtino ’rjuna
ārto jijñāsur arthārthī jñānī ca bharatarṣabha
Palabra por palabra: 
catuḥ-vidhāḥ — cuatro clases; bhajante — adoran; mām — a Mí; janāḥ — personas; sukṛtinaḥ — que han obedecido los principios de la vida humana, los principios regulativos de varṇa y āśrama; arjuna — ¡oh, Arjuna!; ārtaḥ — el afligido; jijñāsuḥ — el inquisitivo; artha-arthī — el que necesita dinero; jñānī — el que busca conocimiento; ca — también; bharata-ṛṣabha — ¡oh, tú, el mejor de la dinastía Bharata!.
Traducción: 
«“¡Oh, tú, el mejor de los Bharatas [Arjuna]!, cuatro clases de hombres piadosos comienzan a ofrecerme servicio devocional: el afligido, el que desea riquezas, el inquisitivo y el que busca conocimiento acerca del Absoluto.”
Significado: 

SIGNIFICADO: Esta cita pertenece a la Bhagavad-gītā (7.16). La palabra sukṛtinaḥ es muy importante en este verso. Su significa «auspicioso», y kṛṭī significa «meritorio», o «regulado». La vida humana, si no se siguen los principios regulativos de la vida religiosa, no es diferente de la vida animal. Vida religiosa significa seguir los principios de varṇa y āśrama. El Viṣṇu Purāṇa dice:

varṇāśramācāravatā puruṣeṇa paraḥ pumān
viṣṇur ārādhyate panthā nānyat tat-toṣa-kāraṇam

Conforme a la vida religiosa, la sociedad se divide en cuatro clases sociales (brāhmaṇa, kṣatriya, vaiśya y śūdra), y cuatro clases espirituales (brahmacarya, gṛhastha, vānaprastha y sannyāsa). Para ser un brāhmaṇa, kṣatriya, vaiśya o śūdra, hay que recibir la formación necesaria, del mismo modo que para ser ingeniero, médico o abogado. Quienes reciben la formación adecuada pueden ser considerados seres humanos; la persona que no ha recibido formación social ni espiritual, es decir, que carece de educación y regulaciones, se halla en el plano de la vida animal. En los animales no puede hablarse de avance espiritual. La vida espiritual se puede alcanzar mediante una formación adecuada, bien sea por seguir los principios de varṇa y āśrama o por educarse directamente en la escuela del bhakti con los métodos de śravaṇaṁ kīrtanaṁ viṣṇoḥ smaraṇaṁ pāda-sevanam/ arcanaṁ vandanaṁ dāsyam sakhyam ātma-nivedanam. Sin esa formación, no es posible llegar a ser sukṛtī, auspicioso. En este verso, Kṛṣṇa dice que la gente acude a Él cuando está afligida, cuando necesita dinero o cuando son realmente inquisitivos por comprender al Ser Supremo, la causa original de todo. Algunas personas acuden a Él en busca de conocimiento de la Verdad Absoluta, y otros acuden a Él cuando están afligidos, como el devoto Gajendra. Otros son inquisitivos, como los grandes sabios encabezados por Sanaka, y otros necesitan dinero, como Dhruva Mahārāja. Śukadeva Gosvāmī acudió al Señor cuando buscaba conocimiento. De ese modo, todas esas grandes personalidades emprendieron el servicio devocional a la Suprema Personalidad de Dios, Kṛṣṇa.