CC Madhya 8.68

prabhu kahe,—“eho haya, āge kaha āra”
rāya kahe,—“prema-bhakti—sarva-sādhya-sāra”
Palabra por palabra: 
prabhu kahe — el Señor dijo; eho haya — eso está bien; āge kaha āra — di algo más; rāya kahe — Rāya contestó; prema-bhakti — amor extático con actitud de servicio devocional al Señor; sarva-sādhya-sāra — la esencia de toda perfección.
Traducción: 
En ese punto, Śrī Caitanya Mahāprabhu contestó: «Eso está bien, pero aún puedes decir más al respecto».Rāmānanda Rāya contestó entonces: «El amor extático por la Suprema Personalidad de Dios es la esencia de toda perfección».
Significado: 

SIGNIFICADO: En su Amṛta-pravāha-bhāṣya, Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura resume la conversación hasta este punto, cuando el Señor Caitanya Mahāprabhu dice a Rāmānanda Rāya: eho haya, āge kaha āra: «Aunque ése es el proceso que se sigue en el servicio devocional, todavía hay algo más. Por lo tanto, prosigue en tu explicación.» La simple puesta en práctica de los deberes de todos los varṇas y āśramas no es tan buena como el ofrecer al Señor los resultados de las actividades. Cuando abandonamos todas las actividades fruitivas y nos entregamos por entero al Señor, alcanzamos sva-dharma-tyāga, a raíz de lo cual abandonamos el orden social y entramos en la orden de renuncia. Eso es, ciertamente, mejor. Sin embargo, mejor que la orden de renuncia es el cultivo de conocimiento mezclado con servicio devocional. Aun así, todas esas actividades son externas a las actividades del mundo espiritual. Les falta el toque de servicio devocional puro. Ni el servicio devocional puro puede lograrse con la filosofía empírica, ni para la perfección basta la buena compañía. El servicio devocional a través de la autorrealización es algo distinto. Está libre de todo contacto con las actividades fruitivas, ya que todos los resultados de las actividades se ofrecen al Señor, se abandonan los deberes prescritos y se acepta la orden de vida de renuncia. Ese servicio devocional está situado en un plano más elevado que la especulación filosófica empírica con una mezcla de bhakti. Así lo certifica Śrīla Rūpa Gosvāmī en su Bhakti-rasāmṛta-sindhu (1.1.11).

anyābhilāṣitā-śūnyaṁ jñāna-karmādy-anāvṛtam
ānukūlyena kṛṣṇānu-śīlanaṁ bhaktir uttamā

«El servicio amoroso trascendental al Supremo Señor Kṛṣṇa debe ofrecerse con actitud favorable y sin deseo de obtener beneficios materiales de las actividades fruitivas ni de la especulación filosófica. Eso recibe el nombre de servicio devocional puro».

En el estado neófito, sin embargo, las actividades devocionales a veces parecen impuras, pero en el estado de madurez son completamente puras y están libres de la actividad material. Por esa razón, después de escuchar la última afirmación de Śrī Caitanya Mahāprabhu, Rāmānanda Rāya contestó: prema-bhakti—sarva-sādhya-sāra. En realidad, Śrī Caitanya Mahāprabhu aceptó ese verso (jñāne prayāsam) como principio básico de la perfección. Para seguir progresando hay que poner en práctica ese principio. Quien ha progresado más, llega al plano del servicio en amor extático al Señor. La denominación técnica de esa primera etapa es sādhana-bhakti, servicio devocional. El resultado del sādhana-bhakti debe ser amor extático, apego por la Suprema Personalidad de Dios, que también recibe el nombre de prema-bhakti. En la etapa neófita, el sādhana-bhakti incluye la fe, la relación con devotos y la práctica del servicio devocional. De ese modo nos liberamos de todas las cosas indeseables. Entonces nos establecemos firmemente en el servicio devocional y aumentamos el deseo de actuar en el plano del servicio devocional, apegándonos así al Señor y a Su servicio.