CC Madhya 9.114

kasyānubhāvo ’sya na deva vidmahe
tavāṅghri-reṇu-sparaśādhikāraḥ
yad-vāñchayā śrīr lalanācarat tapo
vihāya kāmān su-ciraṁ dhṛta-vratā
Palabra por palabra: 
kasya — de lo cual; anubhāvaḥ — un resultado; asya — de la serpiente (Kāliya); na — no; deva — ¡oh, Señor!; vidmahe — sabemos; tava-aṅghri — de Tus pies de loto; reṇu — del polvo; sparaśa — para tocar; adhikāraḥ — mérito; yat — el cual; vāñchayā — por desear; śrīḥ — la diosa de la fortuna; lalanā — la mujer más elevada; acarat — realizó; tapaḥ — austeridad; vihāya — abandonando; kāmān — todos los deseos; su-ciram — durante mucho tiempo; dhṛta — ley respaldada; vratā — como voto.
Traducción: 
Caitanya Mahāprabhu dijo entonces: «“¡Oh, Señor!, la serpiente Kāliya ha sido tocada por el polvo de Tus pies de loto, y no sabemos cómo ha podido alcanzar esa gran bendición. Con ese mismo objetivo, la diosa de la fortuna realizó austeridades durante siglos, abandonando todos los demás deseos y siguiendo votos muy austeros. En verdad, no sabemos cómo ha podido recibir esa oportunidad la serpiente Kāliya”».
Significado: 

SIGNIFICADO: Este verso del Śrīmad-Bhāgavatam (10.16.36) lo hablaron las esposas de la serpiente Kāliya.