CC Madhya 9.261

śravaṇa-kīrtana ha-ite kṛṣṇe haya ‘premā’
sei pañcama puruṣārtha—puruṣārthera sīmā
Palabra por palabra: 
śravaṇa-kīrtana — escuchando y cantando; ha-ite — de; kṛṣṇe — al Señor Kṛṣṇa; haya — hay; premā — amor trascendental; sei — eso; pañcama puruṣa-artha — el quinto nivel o perfección de la vida; puruṣa-arthera sīmā — el límite de los objetivos de la vida.
Traducción: 
«Quien se eleva al plano del servicio amoroso al Señor Kṛṣṇa mediante la práctica de esos nueve procesos, comenzando con escuchar y cantar, ha alcanzado el quinto nivel del éxito y el límite de los objetivos de la vida.
Significado: 

SIGNIFICADO: Todo el mundo aspira al éxito en la religión, el crecimiento económico, la complacencia de los sentidos y, en última instancia, en fundirse en la existencia del Brahman. Ésas son, en general, las prácticas del hombre común, pero, si nos ceñimos estrictamente a los principios de los Vedas, el logro más alto consiste en elevarse al plano de śravaṇaṁ kīrtanam (Bhāg. 7.5.23): escuchar y cantar acerca de la Suprema Personalidad de Dios. Así lo confirma el Śrīmad-Bhāgavatam (1.1.2):

dharmaḥ projjhita-kaitavo ’tra paramo nirmatsarāṇāṁ satāṁ
vedyaṁ vāstavam atra vastu śiva-daṁ tāpa-trayonmūlanam
śrīmad-bhāgavate mahā-muni-kṛte kiṁ vā parair īśvaraḥ
sadyo hṛdy avarudhyate ’tra kṛtibhiḥ śuśrūṣubhis tat-kṣaṇāt

«Rechazando por completo todas las actividades religiosas basadas en motivaciones materiales, este Bhāgavata Purāṇa expone la verdad más elevada, que pueden comprender los devotos de corazón completamente puro. La verdad más elevada es la realidad, que se distingue de la ilusión por el bien de todos. Esa verdad arranca de raíz las tres miserias. Este hermoso Bhāgavatam, redactado por el gran sabio Śrī Vyāsadeva, es suficiente por sí solo para comprender a Dios. ¿Para qué cualquier otra Escritura? Si alguien escucha sumisa y atentamente el mensaje del Bhāgavatam, como resultado de ese cultivo de conocimiento el Señor Supremo Se establece inmediatamente en su corazón». Este verso del Śrīmad-Bhāgavatam rechaza toda actividad religiosa dirigida a alcanzar objetivos materiales tachándola de engaño, y entre ellas debemos contar dharma, artha, kāma e incluso mokṣa, la liberación.

Según Śrīdhara Svāmī, el concepto material del éxito (mokṣa, la liberación) lo desean quienes viven en el plano material de existencia. Los devotos, sin embargo, puesto que no viven en la existencia material, no desean la liberación.

El devoto está liberado siempre, en todas las etapas de la vida, pues siempre está ocupado en las nueve prácticas del servicio devocional (śravaṇam, kīrtanam, etc.). La filosofía de Śrī Caitanya Mahāprabhu sostiene que el servicio devocional a Kṛṣṇa existe siempre en el corazón de todos. Simplemente es cuestión de despertarlo mediante el proceso de śravaṇaṁ kīrtanaṁ viṣṇoḥ. Śravaṇādi śuddha-citte karaye udaya (Cc. Madhya 22.107). Cuando una persona se ocupa en servicio devocional, se despierta su relación eterna con el Señor, la relación de sirviente y amo.