CC Madhya 9.289

śrīpāda, dhara mora gosāñira sambandha
tāhā vinā anyatra nāhi ei premāra gandha
Palabra por palabra: 
śrī-pāda — ¡oh, Tu Santidad!; dhara — Tú mantienes; mora — mío; gosāñira — con Śrī Mādhavendra Purī; sambandha — relación; tāhā vinā — sin él; anyatra — en otro lugar; nāhi — no hay; ei — este; premāra — de éxtasis; gandha — fragancia.
Traducción: 
«Ciertamente, Tu Santidad estás vinculado a Śrī Mādhavendra Purī, sin el cual no hay fragancia de amor extático.»
Significado: 

SIGNIFICADO: Śrīla Bhaktisiddhānta Sarasvatī Ṭhākura hace notar que en la sucesión discipular de Madhvācārya, hasta el advenimiento de Su Santidad Śrīpāda Lakṣmīpati Tīrtha, se adoraba al Señor Kṛṣṇa solo. La adoración de Rādhā y Kṛṣṇa se estableció después de Mādhavendra Purī. Por esa razón, se considera a Mādhavendra Purī la raíz de la adoración con amor extático. Sin ese vínculo con la sucesión discipular de Mādhavendra Purī, no hay posibilidad de despertar los signos del amor extático. En relación con esto, es significativa la palabra gosāñi. Al maestro espiritual que está plenamente entregado a la Suprema Personalidad de Dios y no tiene ninguna otra ocupación aparte del servicio del Señor se le considera el mejor de los paramahaṁsas. Al paramahaṁsa no le interesa la complacencia de sus propios sentidos; su único interés es satisfacer los sentidos del Señor. Quien controla sus sentidos de ese modo recibe el título de gosāñi o gosvāmī, amo de los sentidos. Los sentidos no se pueden controlar sin ocuparlos en el servicio del Señor. Por consiguiente, el maestro espiritual genuino, que goza de pleno control de los sentidos, se ocupa las veinticuatro horas del día en el servicio del Señor. Por esa razón, puede recibir el tratamiento de gosāñi o gosvāmī. El título de gosvāmī no es hereditario. Sólo puede concederse a un maestro espiritual genuino.

En Vṛndāvana hubo seis grandes gosvāmīs: Śrīla Rūpa, Sanātana, Bhaṭṭa Raghunātha, Śrī Jīva, Gopāla Bhaṭṭa y Dāsa Raghunātha, y ninguno de ellos heredó el título de gosvāmī. Los Seis Gosvāmīs de Vṛndāvana eran maestros espirituales genuinos situados en el plano más elevado del servicio devocional, y ésa es la razón por la que fueron llamados gosvāmīs. Todos los templos de Vṛndāvana fueron fundados por los Seis Gosvāmīs. Más tarde, la adoración en los templos fue confiada a algunos discípulos casados de los Gosvāmīs, y desde entonces se ha empleado el título hereditario de gosvāmī. Sin embargo, sólo el maestro espiritual genuino que propaga el culto de Śrī Caitanya Mahāprabhu, el movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa, y que domina sus sentidos a la perfección, puede recibir el tratamiento de gosvāmī. Desgraciadamente, se está siguiendo el sistema hereditario; por esa razón, en la actualidad, la mayor parte de las veces, el título se emplea de forma incorrecta, por ignorancia de la etimología de la palabra.