INVOCACIÓN

oṁ namo bhagavate vāsudevāya
Palabra por palabra: 
oṁ — ¡oh, mi Seṣor!; namaḥ — mis respetuosas reverencias a Ti; bhagavate — a la Personalidad de Dios; vāsudevāya — al Seṣor Kṛṣṇa, el hijo de Vāsudeva.
Traducción: 
¡Oh, mi Seṣor, la omnipresente Personalidad de Dios!, te ofrezco mis respetuosas reverencias.
Significado: 

Vāsudevāya significa “a Kṛṣṇa, el hijo de Vāsudeva”. Como al cantar el nombre de Kṛṣṇa, Vāsudeva, uno puede obtener todos los buenos resultados que proceden de la caridad, la austeridad y las penitencias, se sobreentiende que al cantar este mantra, oṁ namo bhagavate vāsudevāya, el autor, o el orador, o cualquiera de los lectores del Śrīmad-Bhāgavatam, les están ofreciendo respetuosas reverencias al Seṣor Supremo, Kṛṣṇa, el embalse de todo placer.

En el Primer Canto del Śrīmad-Bhāgavatam se describen los principios de la creación, y, por consiguiente, el Primer canto se puede titular “La Creación”. De igual modo, en el Segundo canto se describen los diferentes sistemas planetarios como diferentes partes de cuerpo universal del Seṣor. Por esta razón, el Segundo Canto se puede titular “La manifestación cósmica”. El Segundo Canto tiene diez capítulos, y en ellos se narran el propósito del Śrīmad-Bhāgavatam y las diferentes características de ese propósito. El primer capítulo describe las glorias del canto, y hace alusión al proceso mediante el cual los devotos neófitos pueden meditar en la forma universal del Seṣor. En el primer verso, Śukadeva Gosvāmī responde a las preguntas de Mahārāja Parīkṣit, quien le había preguntado cuáles eran los deberes de uno a la hora de la muerte. Mahārāja Parīkṣit estaba contento de recibir a Śukadeva Gosvāmī, y estaba orgulloso de ser un descendiente de Arjuna, el amigo íntimo de Kṛṣṇa. En lo personal, él era muy manso y humilde, pero, no obstante, expresó la alegría que le producía el hecho de que el Seṣor Kṛṣṇa hubiera sido muy bueno con sus abuelos, los hijos de Pāṇḍu, y especialmente con su propio abuelo, Arjuna. Y como el Seṣor Kṛṣṇa siempre estaba complacido con la familia de Mahārāja Parīkṣit, cuando este último se hallaba a punto de morir, se le envió a Śukadeva Gosvāmī para que lo ayudara en el proceso de la autorrealización. Mahārāja Parīkṣit era devoto del Seṣor Kṛṣṇa desde la infancia, en virtud de lo cual le tenía a Kṛṣṇa un afecto natural. Śukadeva Gosvāmī pudo darse cuenta de su devoción, y, por lo tanto, recibió con agrado las preguntas acerca del deber del Rey. Como el Rey insinuó que la principal función de toda entidad viviente es la de adorar al Seṣor Kṛṣṇa, Śukadeva Gosvāmī acogió la sugerencia y dijo: “Puesto que has hecho preguntas acerca de Kṛṣṇa, tu indagación es de lo más gloriosa”. La traducción del primer verso es la siguiente.