SB 1.12.25

dhṛtyā bali-samaḥ kṛṣṇe
prahrāda iva sad-grahaḥ
āhartaiṣo 'śvamedhānāṁ
vṛddhānāṁ paryupāsakaḥ
Palabra por palabra: 
dhṛtyā — con paciencia; bali-samaḥ — como Bali Mahārāja; kṛṣṇe — al Señor Śrī Kṛṣṇa; prahrāda — Prahlāda Mahārāja; iva — como; sat-grahaḥ — devoto de; āhartā — ejecutor; eṣaḥ — este niño; aśvamedhānām — de sacrificios Aśvamedha; vṛddhānām — de los hombres mayores y experimentados; paryupāsakaḥ — seguidor.
Traducción: 
Este niño tendrá la paciencia de Bali Mahārāja, y será un devoto del Señor Kṛṣṇa tan fiel como Prahlāda Mahārāja, un ejecutor de muchos sacrificios Aśvamedha [de caballos] y un seguidor de los hombres mayores y experimentados.
Significado: 

Bali Mahārāja: Una de las doce autoridades en lo referente al servicio devocional del Señor. Bali Mahārāja es una gran autoridad del servicio devocional, porque sacrificó todo para complacer al Señor, y renunció a la relación que tenía con su supuesto maestro espiritual, el cual había tratado de impedirle que lo arriesgara todo por el servicio del Señor. La perfección máxima de la vida religiosa consiste en alcanzar la etapa en la que el servicio devocional del Señor se ejecuta sin reserva y sin ninguna motivación, o sin que lo obstruya ninguna clase de obligación mundana. Bali Mahārāja estaba decidido a dejar todo en aras de la satisfacción del Señor, y no le importó ninguna obstrucción en absoluto. Él es el nieto de Prahlāda Mahārāja, otra autoridad del servicio devocional del Señor. Bali Mahārāja y la historia de su relación con Viṣṇu Vāmanadeva se describen en el Octavo Canto del Śrīmad-Bhāgavatam (Capítulos 11-24).

Prahlāda Mahārāja: Un devoto perfecto del Señor Kṛṣṇa (Viṣṇu). Cuando tenía sólo cinco años, su padre, Hiraṇyakaśipu, lo castigó severamente, porque Prahlāda se había vuelto un devoto puro del Señor. Fue el primer hijo de Hiraṇyakaśipu, y su madre se llamaba Kayādhu. Prahlāda Mahārāja era una autoridad del servicio devocional del Señor, porque hizo que el Señor Nṛsiṁhadeva matara a su padre, dando con ello el ejemplo de que incluso el padre debe ser removido de la senda del servicio devocional, si se convierte en un obstáculo. Tuvo cuatro hijos, y el mayor de ellos, Virocana, es el padre de Bali Mahārāja, a quien se mencionó anteriormente. La historia de las actividades de Prahlāda Mahārāja se narra en el Séptimo Canto del Śrīmad-Bhāgavatam.