SB 1.17.27

śocaty aśru-kalā sādhvī
durbhagevojjhitā satī
abrahmaṇyā nṛpa-vyājāḥ
śūdrā bhokṣyanti mām iti
Palabra por palabra: 
śocati — lamentando; aśru-kalā — con lágrimas en los ojos; sādhvī — la casta; durbhagā — como si fuera la más desafortunada de todas; iva — como; ujjhitā — desamparada; satī — siendo hecho así; abrahmaṇyāḥ — desprovistos de cultura brahmínica; nṛpa-vyājāḥ — haciéndose pasar por el gobernante; śūdrāḥ — clase baja; bhokṣyanti — disfrutarían; mām — a mí; iti — así pues.
Traducción: 
Ahora, ella, la casta, a quien por mala fortuna la Personalidad de Dios ha abandonado, lamenta su futuro con lágrimas en los ojos, ya que ahora la gobiernan y disfrutan hombres de clase baja que se hacen pasar por gobernantes.
Significado: 

El kṣatriya, o el hombre que está en capacidad de proteger a los que sufren, es quien debe gobernar el Estado. Hombres de clase baja y sin formación, u hombres sin la ambición de proteger a los que sufren, no pueden ser colocados en el puesto de un administrador. Desafortunadamente, en la era de Kali, los hombres de clase baja, sin preparación, ocupan el cargo de gobernante a fuerza de la votación popular, y en vez de proteger a los que sufren, esos hombres crean una situación que a todo el mundo le resulta sumamente intolerable. Esa clase de gobernantes se gratifica ilícitamente al precio de todas las comodidades de los ciudadanos, y por ello la casta Madre Tierra llora al ver la lamentable condición de sus hijos, tanto hombres como animales. Ése es el futuro del mundo en la era de Kali, cuando la irreligiosidad impera de una manera de lo más resaltante. Y en ausencia de un rey idóneo que reprima las tendencias irreligiosas, el educar a la gente en las enseñanzas del Śrīmad-Bhāgavatam de una manera sistemática, aclarará la nublada atmósfera de corrupción, soborno, chantaje, etc.