SB 1.18.14

ko nāma tṛpyed rasavit kathāyāṁ
mahattamaikānta-parāyaṇasya
nāntaṁ guṇānām aguṇasya jagmur
yogeśvarā ye bhava-pādma-mukhyāḥ
Palabra por palabra: 
kaḥ — quién es él; nāma — específicamente; tṛpyet — obtiene plena satisfacción; rasa-vit — experto en deleitarse con el néctar meloso; kathāyām — en los relatos acerca de; mahat-tama — el más grande de los seres vivientes; ekānta — exclusivamente; parāyaṇasya — de aquel que es el refugio de; na — nunca; antam — fin; guṇānām — de atributos; aguṇasya — de la trascendencia; jagmuḥ — pudo determinar; yoga-īśvarāḥ — los señores del poder místico; ye — todo lo que ellos; bhava — el Señor Śiva; pādma — el Señor Brahmā; mukhyāḥ — cabezas.
Traducción: 
La Personalidad de Dios, el Señor Kṛṣṇa [Govinda], es el refugio exclusivo de todos los grandes seres vivientes, y Sus atributos trascendentales ni siquiera pueden ser medidos por amos de los poderes místicos tales como el Señor Śiva y el Señor Brahmā. ¿Puede alguien que sea experto en saborear néctar [rasa], saciarse alguna vez plenamente de oír relatos acerca de Él?
Significado: 

El Señor Śiva y el Señor Brahmā son dos jefes de los semidioses. Ellos están colmados de poderes místicos. Por ejemplo, el Señor Śiva bebió un océano de veneno, del cual una sola gota era suficiente para matar a un ser viviente ordinario. De modo similar, Brahmā pudo crear muchos semidioses poderosos, entre ellos el Señor Śiva. Así que ellos son īśvaras, o señores del universo. Pero ninguno de ellos es el poderoso supremo. El poderoso supremo es Govinda, el Señor Kṛṣṇa. Él es la Trascendencia, y Sus atributos trascendentales no pueden medirlos ni siquiera īśvaras tan poderosos como Śiva y Brahmā. Por consiguiente, el Señor Kṛṣṇa es el refugio exclusivo de los seres vivientes más grandes de todos. Brahmā se cuenta entre los seres vivientes, pero él es el más grande de todos nosotros. Y, ¿por qué el más grande de todos los seres vivientes están tan apegado a los relatos trascendentales acerca del Señor Kṛṣṇa? Porque el Señor Kṛṣṇa es la fuente de todo disfrute. Todo el mundo quiere disfrutar de algún tipo de sabor en todo, pero aquel que está dedicado al amoroso servicio trascendental del Señor, puede obtener de esa ocupación un placer ilimitado. El Señor es ilimitado, y Su nombre, atributos, pasatiempos, séquito, variedades, etc., son ilimitados; y aquellos que los saborean pueden hacerlo de una manera ilimitada, y aun así no sentirse saciados. Este hecho se confirma en el Padma Purāṇa:

ramante yogino 'nantesatyānanda-cid-ātmani
iti rāma-padenāsauparaṁ brahmābhidhīyate

“Los místicos obtienen de la Verdad Absoluta placeres trascendentales ilimitados, y por eso a la Suprema Verdad Absoluta, la Personalidad de Dios, se lo conoce también como Rāma”. Esos discursos trascendentales no tienen fin. En los asuntos mundanos existe la ley de la saciedad, pero en la trascendencia la saciedad no existe. Sūta Gosvāmī deseaba continuar con los relatos acerca del Señor Kṛṣṇa, ante los sabios de Naimiṣāraṇya, y éstos también le expresaron su buena disposición a oírlo ininterrumpidamente. Como el Señor es trascendencia y Sus atributos son trascendentales, esa clase de discursos aumentan la actitud receptiva del auditorio purificado.