SB 1.18.31

eṣa kiṁ nibhṛtāśeṣa-
karaṇo mīlitekṣaṇaḥ
mṛṣā-samādhir āhosvit
kiṁ nu syāt kṣatra-bandhubhiḥ
Palabra por palabra: 
eṣaḥ — esto; kim — si; nibhṛta-aśeṣa — actitud meditativa; karaṇaḥ — sentidos; mīlita — cerrados; īkṣaṇaḥ — ojos; mṛṣā — falso; samādhiḥ — trance; āho — permanece; svit — si es así; kim — o; nu — pero; syāt — puede ser; kṣatra-bandhubhiḥ — por el inferior kṣatriya.
Traducción: 
A su regreso, comenzó a contemplar y argüir en su fuero interno si el sabio había estado de hecho sumido en meditación, con los sentidos concentrados y los ojos cerrados, o si tan sólo había estado simulando un trance, únicamente para no tener que recibir a un bajo kṣatriya.
Significado: 

Como el Rey era devoto del Señor, no aprobó su propia acción, y, en consecuencia, comenzó a preguntarse si el sabio realmente estaba en un trance, o si sólo estaba fingiendo para no tener que recibir al Rey, que era un kṣatriya y, por lo tanto, de rango inferior. Una gran alma se arrepiente en cuanto hace algo equivocado. Śrīla Viśvanātha Cakravarti Ṭhākura y Śrīla Jīva Gosvāmī no creen que la acción del Rey se deba a sus fechorías pasadas. El Señor lo dispuso todo de esa manera, tan sólo para llevar al Rey de vuelta al hogar, de vuelta a Dios.

Según Śrīla Viśvanātha Cakravarti, el plan se hizo por la voluntad del Señor, y por la voluntad del Señor se dio la situación frustrante. El plan consistía en que el Rey, a causa de su supuesta fechoría, pudiera ser maldecido por un niño brāhmaṇa sin experiencia que estaba infectado por la influencia de Kali, y en virtud de ello dejara su dulce hogar para siempre. Su relación con Śrīla Śukadeva Gosvāmī permitiría la presentación del Śrīmad-Bhāgavatam, que se considera el libro encarnación del Señor. Este libro encarnación del Señor proporciona una gran y fascinante información acerca de los trascendentales pasatiempos del Señor, pasatiempos tales como Su rāsa-līlā con las espirituales doncellas pastorcillas de Vrajabhūmi. Ese pasatiempo específico del Señor tiene una importancia especial, porque todo aquel que aprenda bien lo referente a este pasatiempo específico del Señor, sin duda que será disuadido del deseo sexual mundano y colocado en la senda del sublime servicio devocional del Señor. La frustración mundana del devoto puro tiene por objeto elevar al devoto a una posición trascendental superior. Al poner a Arjuna y los Pāṇḍavas en una situación frustrante causada por la intriga de sus primos hermanos, el Señor creó el preludio de la Batalla de Kurukṣetra. Ello tenía por objeto hacer que se encarnara la representación sonora del Señor, la Bhagavad-gītā. Así que al poner al rey Parīkṣit en una situación difícil, se creó la encarnación del Śrīmad-Bhāgavatam por la voluntad del Señor. Que el Rey se sintiera afligido por el hambre y la sed era sólo una representación teatral, porque él había soportado mucho más, incluso en el vientre de su madre. Él nunca se perturbó por el calor radiante del brahmāstra lanzado por Aśvatthāmā. La afligida condición del Rey era ciertamente algo inaudito. Los devotos tales como Mahārāja Parīkṣit son lo suficientemente poderosos como para tolerar ese tipo de aflicciones, por la voluntad del Señor, y nunca se perturban. Así pues, en este caso, toda la situación había sido planeada por el Señor.