SB 1.18.32

tasya putro 'titejasvī
viharan bālako 'rbhakaiḥ
rājñāghaṁ prāpitaṁ tātaṁ
śrutvā tatredam abravīt
Palabra por palabra: 
tasya — su (del sabio); putraḥ — hijo; ati — extremadamente; tejasvī — poderoso; viharan — mientras jugaba; bālakaḥ — con niños; arbhakaiḥ — que eran todos pueriles; rājñā — por el Rey; agham — aflicción; prāpitam — hizo tener; tātam — el padre; śrutvā — al oír; tatra — en ese preciso lugar; idam — esto; abravīt — habló.
Traducción: 
El sabio tenía un hijo que era muy poderoso, ya que éste era el hijo de un brāhmaṇa. Mientras el niño jugaba con niños inexpertos, se enteró de la aflicción de su padre, que había sido causada por el Rey. En ese preciso lugar y momento, el niño habló de la siguiente manera.
Significado: 

En virtud del buen gobierno de Mahārāja Parīkṣit, hasta un niño de corta edad que estaba jugando con otros niños inexpertos, pudo volverse tan poderoso como un brāhmaṇa capacitado. Este niño era conocido como Śṛṅgi, y había sido bien formado por su padre en el sistema de brahmacarya, de modo que pudiera ser tan poderoso con un brāhmaṇa, incluso a esa edad. Pero como la era de Kali estaba buscando la oportunidad de arruinar el patrimonio cultural de las cuatro órdenes de la vida, el inexperto niño le dio la oportunidad a la era de Kali de entrar en el campo de la cultura védica. El odio a las órdenes bajas de la vida comenzó con este niño brāhmaṇa bajo la influencia de Kali, y de esa manera la vida cultural comenzó a decaer día a día. La primera víctima de la injusticia brahmínica fue Mahārāja Parīkṣit, y debido a ello se redujo la protección que el Rey había dado contra la embestida de Kali.