SB 1.19.29

sa viṣṇu-rāto 'tithaya āgatāya
tasmai saparyāṁ śirasājahāra
tato nivṛttā hy abudhāḥ striyo 'rbhakā
mahāsane sopaviveśa pūjitaḥ
Palabra por palabra: 
saḥ — él; viṣṇu-rātaḥ — Mahārāja Parīkṣit (a quien el Señor Viṣṇu siempre protege); atithaye — convertirse en huésped; āgatāya — aquel que llegó ahí; tasmai — a él; saparyām — con todo el cuerpo; śirasā — con la cabeza postrada; ājahāra — ofreció reverencias; tataḥ — después; nivṛttāḥ — dejaron; hi — ciertamente; abudhāḥ — poco inteligentes; striyaḥ — mujeres; arbhakāḥ — niños; mahā-āsane — asiento excelso; sa — él; upaviveśa — se sentó; pūjitaḥ — siendo respetado.
Traducción: 
Mahārāja Parīkṣit, a quien también se conoce como Viṣṇurāta [aquel a quien Viṣṇu siempre protege], postró su cabeza para recibir al huésped principal - Śukadeva Gosvāmī - . En ese momento, todos los niños y mujeres ignorantes dejaron de seguir a Śrīla Śukadeva. Recibiendo el respeto de todos, Śukadeva Gosvāmī tomó su excelso asiento.
Significado: 

Cuando Śukadeva Gosvāmī llegó a la reunión todos, a excepción de Śrīla Vyāsadeva, Nārada y unos cuantos más, se pusieron de pie, y Mahārāja Parīkṣit, que estaba muy contento de recibir a un gran devoto del Señor, se postró ante él con todos los miembros del cuerpo. Śukadeva Gosvāmī también correspondió con los saludos y la recepción, por medio de abrazos, estrechando manos, moviendo la cabeza y postrándose, esto último especialmente ante su padre y Nārada Muni. Así pues, en la reunión se le ofreció el asiento presidencial. Al ser recibido de ese modo por el Rey y los sabios, los muchachos callejeros y las mujeres poco inteligentes que lo seguían se pasmaron de asombro y temor, por lo cual dejaron sus actividades frívolas, y todo se llenó de gravedad y calma.