SB 1.19.3

adyaiva rājyaṁ balam ṛddha-kośaṁ
prakopita-brahma-kulānalo me
dahatv abhadrasya punar na me 'bhūt
pāpīyasī dhīr dvija-deva-gobhyaḥ
Palabra por palabra: 
adya — este día; eva — en el mismo; rājyam — reino; balam ṛddha — fuerza y riquezas; kośam — tesoro; prakopita — encendido por; brahma-kula — por la comunidad brāhmaṇa; analaḥ — fuego; me dahatu — que me queme; abhadrasya — lo desfavorable; punaḥ — otra vez; na — no; me — a mí; abhūt — que ocurra; pāpīyasī — pecador; dhīḥ — inteligencia; dvija — brāhmaṇas; deva — el Señor Supremo; gobhyaḥ — y las vacas.
Traducción: 
Soy incivilizado y pecador por haber descuidado la cultura brahmínica, el cultivo de conciencia de Dios y la protección de la vaca. En razón de ello, deseo que mi reino, fuerza y riquezas se quemen de inmediato con el fuego de la ira del brāhmaṇa, de manera que en el futuro no me vea guiado por esas actitudes desfavorables.
Significado: 

La civilización humana progresiva se basa en la cultura brahmínica, el cultivo de la conciencia de Dios y la protección de las vacas. Todo el desarrollo económico del Estado a través de las transacciones, el comercio, la agricultura y las industrias, debe ser plenamente utilizado en relación con los principios antedichos, pues, de lo contrario, todo el llamado desarrollo económico se vuelve una fuente de degradación. Proteger a la vaca significa alimentar la cultura brahmínica, la cual conduce hacia el estado de conciencia de Dios, y de ese modo se logra la perfección de la civilización humana. La era de Kali tiene como objetivo acabar con los principios superiores de la vida, y aunque Mahārāja Parīkṣit se opuso enérgicamente al dominio de la personalidad de Kali dentro del mundo, la influencia de la era de Kali apareció en un momento oportuno, e incluso un rey tan fuerte como lo era Mahārāja Parīkṣit fue inducido a desconocer la cultura brahmínica, por una ligera provocación del hambre y la sed. Mahārāja Parīkṣit lamentó el incidente accidental, y deseó que todo su reino, fuerza y cúmulo de riquezas, se redujeran a cenizas por no estar dedicados a la cultura brahmínica, etc.

Cuando la riqueza y la fuerza no están dedicadas al adelanto de la cultura brahmínica, a la conciencia de Dios y a la protección de la vaca, es seguro que el Estado y el hogar quedan condenados por la Providencia. Si queremos que en el mundo haya paz y prosperidad, debemos aprender con este verso; cada Estado y cada hogar debe esforzarse por hacer que progrese la causa de la cultura brahmínica en aras de la purificación del ser, que progrese el cultivo de conciencia de Dios en aras de la autorrealización, y que progrese la protección de la vaca para obtener suficiente leche, obteniendo así la mejor comida para continuar con una civilización perfecta.