SB 1.19.30

sa saṁvṛtas tatra mahān mahīyasāṁ
brahmarṣi-rājarṣi-devarṣi-saṅghaiḥ
vyarocatālaṁ bhagavān yathendur
graharkṣa-tārā-nikaraiḥ parītaḥ
Palabra por palabra: 
saḥ — Śrī Śukadeva Gosvāmī; saṁvṛtaḥ — rodeado por; tatra — ahí; mahān — gran; mahīyasām — de los más grandes de todos; brahmarṣi — santo entre los brāhmaṇas; rājarṣi — santo entre los reyes; devarṣi — santo entre los semidioses; saṅghaiḥ — por la asamblea de; vyarocata — bien merecido; alam — capaz; bhagavān — poderoso; yathā — como; induḥ — la Luna; graha — planetas; ṛkṣa — cuerpos celestes; tārā — estrellas; nikaraiḥ — por el conjunto de; parītaḥ — rodeada por.
Traducción: 
Śukadeva Gosvāmī fue entonces rodeado por santos sabio y semidioses, tal como a la Luna la rodean las estrellas, los planetas y otros cuerpos celestes. Su presencia era espléndida, y todos lo respetaban.
Significado: 

En la gran asamblea de personalidades santas estaba Vyāsadeva, el brahmarṣi; Nārada, el devarṣi; Paraśurāma, el gran soberano de los reyes kṣatriyas; etc. Algunos de ellos eran poderosas encarnaciones del Señor. Śukadeva Gosvāmī no era conocido como brahmarṣi, rajarṣi o devarṣi, ni tampoco era una encarnación como Nārada, Vyāsa o Paraṣurāma. Y, sin embargo, él los superó a todos en cuanto a los respetos recibidos. Esto significa que en el mundo el devoto del Señor es más honrado que el propio Señor. Por consiguiente, uno nunca debe minimizar la importancia de un devoto como Śukadeva Gosvāmī.