SB 1.5.29

tasyaivaṁ me 'nuraktasya
praśritasya hatainasaḥ
śraddadhānasya bālasya
dāntasyānucarasya ca
Palabra por palabra: 
tasya — su; evam — así pues; me — mío; anuraktasya — apegado a ellos; praśritasya — obedientemente; hata — liberado de; enasaḥ — pecados; śraddadhānasya — de los fieles; bālasya — del niño; dāntasya — subyugado; anucarasya — siguiendo estrictamente; ca — y.
Traducción: 
Yo estaba muy apegado a esos sabios, tenía un comportamiento sencillo, y todos mis pecados fueron erradicados en el servicio a ellos. En mi corazón, yo tenía una gran fe en ellos. Yo había subyugado los sentidos, y con la mente y el cuerpo estaba siguiendo a los sabios estrictamente.
Significado: 

Esos son los requisitos que debe cumplir un posible candidato que pueda esperar ser elevado a la posición de un devoto puro e inmaculado. Dicho candidato debe buscar siempre la asociación de los devotos puros. Uno no debe dejarse desencaminar por un seudodevoto. Uno mismo debe ser sencillo y dócil para recibir las instrucciones de dicho devoto puro. Un devoto puro es un alma completamente entregada a la Personalidad de Dios. Él sabe que la Personalidad de Dios es el propietario supremo, y que todos los demás seres son Sus servidores. Y únicamente mediante la asociación de los devotos puros puede uno librarse de todos los pecados que se han acumulado como resultado de la asociación mundana. Un devoto neófito debe servir fielmente al devoto puro, y debe ser muy obediente y seguir estrictamente las instrucciones. Ésos son los signos de un devoto que está decidido a lograr el éxito incluso durante su vida actual.