SB 1.5.38

iti mūrty-abhidhānena
mantra-mūrtim amūrtikam
yajate yajña-puruṣaṁ
sa samyag darśanaḥ pumān
Palabra por palabra: 
iti — así pues; mūrti — representación; abhidhānena — en sonido; mantra-mūrtim — la forma que representa el sonido trascendental; amūrtikam — el Señor, quien no tiene forma material; yajate — adora; yajña — Viṣṇu; puruṣam — la Personalidad de Dios; saḥ — él solo; samyak — perfectamente; darśanaḥ — aquel que ha visto; pumān — persona.
Traducción: 
Así pues, es un verdadero vidente aquel que adora en la forma de la trascendental representación sonora, a la Suprema Personalidad de Dios, Viṣṇu, quien no tiene forma material.
Significado: 

Todos nuestros sentidos actuales están hechos de elementos materiales, y, por consiguiente, son imperfectos para comprender la trascendental forma del Señor Viṣṇu. Por lo tanto, a Él se le adora mediante la representación sonora, a través del trascendental método del canto. Cualquier cosa que esté más allá del alcance de la experiencia de nuestros sentidos imperfectos, puede ser comprendida totalmente mediante la representación sonora. Una persona que transmite sonido desde un lugar muy distante, puede con ello ser conocida de hecho. Si esto es posible en sentido material, ¿por qué no en sentido espiritual? Esta experiencia no es una vaga experiencia impersonal. Es verdaderamente una experiencia acerca de la trascendental Personalidad de Dios, quien posee la forma pura de eternidad, bienaventuranza y conocimiento.

En el diccionario sánscrito Amara-kośa, la palabra mūrti tiene el sentido de dos significados, a saber, forma y dificultad. Por lo tanto, Ācārya Śrī Viśvanātha Cakravarti Ṭhākura explica amūrtikam diciendo que significa “sin dificultad”. La forma trascendental de eterna bienaventuranza y conocimiento puede llegar a experimentarse por medio de nuestros sentidos espirituales originales, que pueden ser revividos mediante el canto de los sagrados mantras, o representaciones sonoras trascendentales. Esa clase de sonido debe recibirse por la mediación transparente del maestro espiritual genuino, y el canto se puede practicar por medio de la dirección del maestro espiritual. Eso nos llevará gradualmente más cerca del Señor. Ese método de adoración se recomienda en el sistema pāñcarātrika, que es tanto reconocido como autorizado. El sistema pāñcarātrika, tiene los códigos más autorizados que existen para el trascendental servicio devocional. Sin la ayuda de esos códigos, uno no se puede acercar al Señor, y seguro que ello no es posible mediante la árida especulación filosófica. El sistema pāñcarātrika es tanto práctico como idóneo para esta era de riña. Para esta era moderna, el Pāñcarātrika es más importante que el Vedānta.