SB 1.6.32

deva-dattām imāṁ vīṇāṁ
svara-brahma-vibhūṣitām
mūrcchayitvā hari-kathāṁ
gāyamānaś carāmy aham
Palabra por palabra: 
deva — la Suprema Personalidad de Dios (Śrī Kṛṣṇa); dattām — obsequiado por; imām — este; vīṇām — un instrumento musical de cuerdas; svara — metro del canto; brahma — trascendental; vibhūṣitām — adornado con; mūrcchayitvā — vibrando; hari-kathām — mensaje trascendental; gāyamānaḥ — cantando constantemente; carāmi — me muevo; aham — yo.
Traducción: 
Y así yo viajo, cantando constantemente el mensaje trascendental de las glorias del Señor, y tocando este instrumento llamado vina, el cual está cargado de sonido trascendental, y que me fue obsequiado por el Señor Kṛṣṇa.
Significado: 

El instrumento musical de cuerdas llamado vīṇā, que el Señor Śrī Kṛṣṇa le entregó a Nārada, se describe en el Liṅga Purāṇa, y ello lo confirma Śrīla Jīva Gosvāmī. Ese instrumento trascendental es idéntico al Señor Śrī Kṛṣṇa y a Nārada, debido a que todos ellos son de la misma categoría trascendental. El sonido vibrado por el instrumento no puede ser material, y, por lo tanto, las glorias y pasatiempos que propaga el instrumento de Nārada son también trascendentales, sin vestigio alguno de embriaguez material. Los siete metros del canto, es decir ṣa (ṣaḍja), (ṛṣabha), (gāndhāra), ma (madhyama), pa (pañcama), dha (dhaivata) y ni (niṣāda), también son trascendentales, y tienen especialmente la finalidad de ser usados en las canciones trascendentales. Como devoto puro del Señor que es, Śrī Nāradadeva siempre está cumpliendo con su obligación para con el Señor por Él haberle regalado el instrumento, y, en consecuencia, Nārada siempre está dedicado a cantar Sus trascendentales glorias, y es, por ende, infalible en su excelsa posición. Siguiendo los pasos de Śrīla Nārada Muni, un alma autorrealizada que se encuentre en el mundo material también debe utilizar apropiadamente los metros sonoros, a saber, ṣa, ṛ, gā, ma, etc., poniéndolos al servicio del Señor mediante el canto constante de Sus glorias, tal como se confirma en la Bhagavad-gītā.